El renacer del Bulli

jun 20, 2011 by     No Comments    Posted under: Curiosidades

Todavía recuerdo allá por el año 2001, cuando en el Salón del Automóvil de Barcelona me sorprendió ver un prototipo del fabricante de automóviles Volkswagen denominado Microbús, cuyas líneas evocaban las de un vehículo con mucha historia dentro del mundo automovilístico, la Volkgwagen T1, también denominada coloquialmente “Bulli”.

Por aquel entonces yo no era autocaravanista. Me conformaba con recorrer las carreteras con mi pequeño Volkswagen Polo, pero recuerdo el interés que dicho prototipo despertó en mi, por encima de vehículos deportivos mucho más llamativos que a todos atraían.

Aquella idea del Microbús, partía del centro de diseño que la marca alemana tiene en California, la misma que también se encargó del New Beetle. Las reminiscencias con el T1, que hace 60 años triunfaba entre el público inconformista y aventurero, se habían cuidado para explotar ese espíritu, el cual había cambiado al menos de moda y de manos. Al igual que sucedió con el New Beetle, los potenciales compradores ya no serían una juventud emergente promotores de la era hippie, sino más bien aquellos mismos hippies que, con el paso de los años, reclamaban mayores comodidades manteniendo el sabor de aquel histórico momento. Su diseño joven y atractivo, ya no debía estar reñido con la funcionalidad. La reaparición de esta leyenda respiraba alta tecnología en su interior, en el que las pantallas de televisión, entre otras cosas, completaban su equipamiento.

El Microbús Concept fue presentado y observado por primera vez en el salón de Detroit en enero de 2001 y en los posteriores de Tokio, Ginebra, Francfort, y Barcelona, y todo el mundo coincidió en que este vehículo traspasaría la frontera entre los prototipos y la producción, principalmente por la idea, los recuerdos y el atractivo que llevaba implícito.

En efecto, la noticia llegó, y en junio de 2002 se anunció que Volkswagen había decidió producirlo. “Tras analizar los requisitos económicos para su fabricación creemos que las condiciones son idóneas”, sentenció Bernd Pischesrieder, presidente de Volkswagen AG, dando a conocer la noticia y asignando a la planta de Hannover este cometido. Sin embargo, el vehículo nunca vio la luz, y el concepto del “Microbús” fue poco a poco perdiéndose en el olvido, siendo únicamente recordado por aquellos quienes añoran un modelo que evoque la imagen y el concepto que el Bulli significaba en su día.

Parecía que Volkswagen había olvidado por completo su promesa, y ocupada en mantener las ventas en sus berlinas y la implantación en el mundo de sus crossover, e inmersa en una grave crisis mundial, ya nadie esperaba volver a oír hablar de la ansiada T1. Sin embargo, para sorpresa de todos, durante el pasado Salón del Automóvil de Ginebra, el fabricante germán presentó el Bulli Concept. Inspirado en la legendaria Volkswagen T1 y con detalles del prototipo Multibus, el Bulli Concept es un buen ejemplo de como actualizar este mítico modelo.

En su diseño se ha buscado conseguir un interior espacioso y caracterizado por su gran luminosidad, gracias al techo panorámico. La versatibilidad es también uno de sus puntos fuertes; el nuevo monovolumen ofrece un suelo muy liso delante que permite emplazar una banqueta delantera continua de tres plazas en la parte delantera, siguiendo la pauta de diseño del modelo T1, y otra en la trasera, obteniendo un total de seis plazas.

Pero si en algo se ha caracterizado este nuevo concepto ha sido en su renovación en cuanto a tecnología se refiere. Para ello se ha equipado con una motorización totalmente eléctrica que desarrolla una potencia de 115 CV y un par máximo de 270 Nm. Según declara Volkswagen sus baterías de iones de litio son capaces de suministrar una autonomía de hasta 300 kilómetros, y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, datos francamente brillantes para un vehículo eléctrico de estas características.

Pero no solo se ha pensado en la ecología. El nuevo Bulli se ha equipado con un iPad extraíble, situado en la consola central, que opera como pantalla táctil multifunción. A través de esta pantalla se pueden controlar algunas funciones como el sistema de navegación, el ordenador de a bordo, las aplicaciones iPad basadas en internet y la mediateca, y el climatizador entre otros. Y para los más exquisitos, Volkswagen ha querido ofrecerles un sistema de audio de la mano del legendario fabricante de guitarras y amplificadores Fender. Que más se puede pedir? Pues evidentemente …. que lo fabriquen!

Todo apunta nuevamente a que este Bulli tendrá una versión de serie, con la que completar la oferta más familiar de Volkswagen, por ahora compuesta por vehículos demasiado convencionales y faltos de personalidad. Evidentemente, no hay fecha prevista sobre su posible debut comercial, pero de hacerlo lo hará equipado también con motores de explosión, pues evidentemente los 300 Kilómetros de autonomía harían cortos para los que nos gusta recorrer las carreteras.

Ahora tan solo nos queda esperar a que, al igual que el fénix hizo en su día, el Bulli vuelva a renacer de suss cenizas, ofreciéndonos de nuevo la posibilidad de recorrer las carreteras a bordo de un vehículo de espiritu joven y aventurero.

Got anything to say? Go ahead and leave a comment!

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>