Bici & Draper, un estupendo tandem

mar 12, 2014 by     6 Comments    Posted under: Bike, Deportes, Travel & Pets

A pesar de que la decisión de incorporar a Draper a nuestra pequeña familia fue algo que hicimos relativamente rápido, la idea de tener un perro era algo que llevábamos valorando desde hacia tiempo. Nuestra pasión por la naturaleza y la montaña, nos hacían pensar que un perro encajaría perfectamente en nuestras vidas y por ello tuvimos claro, desde un principio, que debía tratarse de un animal que soportara perfectamente varias horas de caminata por la montaña. Sin embargo, las limitaciones de espacio, tanto en casa como en la autocaravana, hacían aconsejable que se tratara de un animal de talla mediana o pequeña, que probablemente también haría que se llevara mejor con Gish, nuestra gatita persa.

Draper creemos que cumple perfectamente todos esos requisitos, pues es un animal que se adapta perfectamente al entorno de un domicilio no muy grande, e incluso a la autocaravana, al que le encanta dar largos paseos por la playa o la montaña. Sin embargo, su pequeña estatura hace que, a pesar de ser un gran velocista, no sea aconsejable que mantenga un ritmo muy rápido durante mucho tiempo, lo cual puede ser un inconveniente con otra de nuestras aficiones, la bicicleta.

Ya sea para hacer una agradable ruta, como para acortar distancias entre poblaciones, la bicicleta se ha convertido en un elemento indispensable en nuestras vidas, especialmente cuando vamos de viaje, y por ello, desde el momento que Daper llegó a casa, tuvimos claro que la mejor opción sería comprarnos un remolque para mascotas. Aconsejan acostumbrar a los cachorros a todo lo que quieras que hagan en un futuro, durante sus primeros seis meses de vida, y por ello, desde el momento en que tuvo las vacunas puestas, nuestro empeño ha estado en que se acostumbre a viajar en coche, en autocaravana, y por supuesto, en bicicleta.

DSCF7138

A pesar de tratarse de un producto que hemos visto en muchos de nuestros viajes, no resulta tan sencillo conseguir uno aquí en España, pues siguen siendo bastante desconocidos. Tampoco queríamos realizar una inversión muy grande en él, por lo que algunas de las marcas más conocidas de importación como Croozer o Doggyride, se nos escapaban de presupuesto. Afortunadamente, buscando por Internet encontramos la página de remolquesdebici.es con una amplia oferta de remolques para bicicletas a un precio asequible. Varios comentarios en foros de usuarios de bicicletas nos hicieron decidirnos por uno de sus remolques, el ebikeco Dog M, y en pocos días lo teníamos en casa.

No sé cómo serán los Croozer o Doggyride, pero la apariencia del ebikeco es buena. Su construcción parece robusta y, a pesar de que algunos elementos como reflectantes y demás no tienen una terminación exquisita, el remolque cumple perfectamente su cometido. El siguiente paso fue montarlo, colocarlo y probarlo. El ebikeco Dog M es un remolque plegable. La maniobra de montaje es realmente rápida, así como la de volverlo a desmontar. Sin embargo, a pesar de que el trasportín queda totalmente recogido, el volumen que ocupa una vez plegado es mayor del que yo pensaba. En un coche utilitario como el nuestro ocupa casi todo el maletero, en la autocaravana resulta un poco más sencillo de llevar, pero hay que destinarle buena parte del maletero.

El montaje en la bicicleta es realmente sencillo. Previamente hay que colocar una pieza en el eje de la rueda de la bici que lo va a transportar. Luego, la maniobra de enganchado y desenganchado se realiza en apenas unos segundos. Como opción se ofrece una segunda pieza por un pequeño sobrecoste para que, si nuestra intención es la de poderlo transportar con bicicletas distintas, no tengamos que montar y desmontar la pieza, lo cual sí es un poco más laborioso, aunque no nos llevará más de cinco minutos.

DSCF7162

Siguiente maniobra: meter al perro en la jaula. El remolque dispone de dos aberturas, una delantera y otra trasera, más baja y de fácil acceso para el animal. Ambas disponen de mosquitera y plástico transparente, mediante cremalleras, que nos permite cerrarlas o abrirlas según creamos oportuno. En su interior, una correa nos permitirá atar al animal al carrito.

Afortunadamente, entrar en el carrito se convirtió en toda una aventura para Draper. De hecho, tras varios recorridos llegamos a conseguir que se metiera él solo en su interior, donde además le pusimos varios juguetes para que se sintiera “como en casa”. Tan solo en los momentos en los que cruzamos algún túnel sin luz, el animal se quejó. Habrá que ponerle una pequeña luz en esos casos.

El remolque se conduce bien y únicamente se evidencia el lógico sobrepeso, tanto en las subidas como a la hora de frenar en las bajadas, por lo que conviene ser cauto hasta acostumbrarse al peso del conjunto. No lleva ningún tipo de suspensión (lo cual ya sabíamos) por lo que decidimos elegir caminos asfaltados o con buen firme para nuestra primera salida y que el animal se adaptara más rápidamente. Tan solo valorar un pequeño incidente, debido al incorrecto diseño de la correa que sujeta al animal y que le permitió, aún estando atado y en la posición más corta,  saltar por la puerta de delante que llevábamos abierta, un buen susto que afortunadamente no tuvo consecuencias, pero que tendremos que intentar solucionar sustituyendo la correa de serie por una más corta.

DSCF7142

Han sido solo unos pequeños kilómetros los que hemos realizado con Draper y su nuevo remolque, y esperamos que puedan ser muchos más, pero por el momento creemos que ha sido una gran compra que aconsejo a todo aquel que quiera viajar en bici con su animal de compañía y que esté dispuesto, eso sí, a ser el objeto de muchísimas miradas y comentarios.

6 Comments + Add Comment

  • Hola pareja!! Qué bien nos va a ir este artículo-recomendación para Nànit, ya que nos empezamos a mirar remolques!! Estamos ya deseando que le pongan todas las vacunas para que descubra mundo, como vuestro Draper. Un besazo!!!

  • Muy buena idea !

    Precisamente Knut y Mateo son la excusa para que David y yo no nos lleváramos nuestras bicis a Holanda. Claro que nosotros ya no éramos muy ciclistas.

    No creo que se fabriquen remolque de talla XL, seguramente desestabilizarían la bici.

    Draper es un peque privilegiado !

  • Gloria … cómo recuerdo la espera hasta que Draper pudiera pisar la calle: él estaba que se subia por las paredes … y nosotros más! Ya vereis que lo del remolque es un gran invento. Id entrenando … que pronto haremos una salida “perruna” en bici.

    Eva, creo yo que con Knut y Mateo el problema no es encontrar un remolque (que creo que los hay para perros de hasta 40 Kg) sino poder arrastrarlo. Ya me costaba a mi cuando apenas pesaba 5 Kg….

  • Genial. Ahora Draper si q va a ir bien.Ya vereis como pronto lp q pasa es q no querra bajarse jejejejeje

  • Hola, un blog muy agradable, cuales son las sugerencias de uds si se tratase de viajar con la mascota, realmente se quedan quietos? Saludos cordiales!

  • Lucia, pues precisamente este fin de semana pasado volvimos a utilizar el carrito. Gran error pues dejamos pasar demasiado tiempo y nos está tocando volver a acostumbrarlo.

    En nuestro caso, Draper permanece de pie durante el viaje, relativamente quieto. Incluso en algunos tramos le dejamos las mosquiteras abiertas para que saque la cabeza, sujetando debidamente al animal, por supuesto.

Got anything to say? Go ahead and leave a comment!

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>