La Mancha: La Belleza del Tiempo que pasa poco a poco

dic 30, 2009 by     20 Comments    Posted under: Autocaravana, Eskapadas, Grandes viajes

Tierras intensamente rojas, molinos blancos que asemejan gigantes, dulces muchachas desvalidas que necesitan de su Quijote para ser “salvadas”, brumas espesas que confunden nuestros cansados ojos, tiempo enfrascado en no querer pasar y la alargada sombra de un Hidalgo Caballero que nos cuenta mil y una batallas, La Mancha se nos aparece como la describió Cervantes en su Quijote.

Pero no nos engañemos La Mancha es mucho mas que el Quijote, aunque a veces resulte complicado dejar a parte a este peculiar personaje. En 1605 se publica por primera vez El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha. España comenzaba por entonces su declive como gran potencia, mientras que paradójicamente, en el terreno de las Letras, comenzaba el Siglo de Oro, el momento de mayor esplendor de la Literatura Española. Han pasado mas de 400 años desde entonces y otros 100 desde que Azorin recreara el recorrido del Caballero de la Triste Figura. “Yo voy, con mi maleta de cartón y mi capa” a recorrer brevemente los lugares que el recorriera…

Hay una importante Ruta del Quijote que engloba varias localidades, el corredor ecoturistico mas grande de Europa, que esta dividido en diez tramos, de ella existe abundante material informativo para ser recorrida, pero nosotros en este pasado puente de la constitución nos hemos dedicado principalmente a la zona de Ciudad Real, mas concretamente a Campo de Criptana, Alcazar de San Juan, las Tablas de Daimiel, Almagro, Granátula de Calatrava, Villanueva de los Infantes, las Lagunas de Ruidera, Ossa de Montiel y por ultimo Peñarroya.

Teníamos tantísimas ganas de viajar en este puente de Diciembre que, aunque no es de nuestros puentes favoritos ya que siempre nos resulta mas complicado por el tema del frió y de las pocas horas de luz, lo suplimos con creces con las ansias con las que salimos de Barcelona. Por fin había llegado el Jueves y con él, el día de nuestra salida.

JUEVES:

Salimos de casa con una afluencia de trafico no demasiado intensa, y aprovechando que teníamos la ocasión de empezar el puente un día antes decidimos tomar el camino mas corto, cruzar Barcelona, con lo que tuvimos ocasión de disfrutar del gran ambientillo navideño que me encanta, y la recién inaugurada decoración de navidad de la ciudad condal. Con los ojos bien abiertos disfrutamos como niños de todos los preciosos colores que adornaban la avenida diagonal y nos despedimos de ella por unos días. Tomamos la autopista A-7 y pusimos rumbo hacia el que seria nuestro lugar de pernocta, un parking muy tranquilo que ya habíamos utilizado en alguna otra ocasión situado en la pequeña población de Montroig del Camp (Tarragona). Una vez localizado y sin ningún detalle importante que comentaros nos dispusimos a descansar, ya que mañana nos esperaba una buena tirada hasta Ciudad Real.

VIERNES:

Nos despertamos temprano para comenzar con nuestra ruta. El día amaneció algo nublado pero por suerte las fuertes rachas de viento que habíamos sufrido la noche anterior habían cesado. Tomamos la autopista AP-7 que no abandonaríamos hasta llegar a Valencia. Hicimos varias paradas sin importancia, las justas y necesarias para estirar las piernas y repostar. Nuestro objetivo era llegar cuanto antes a Ciudad Real así que la mayor parte del día fue exclusivamente de aburridos kilómetros por largas y rectas carreteras que parecían no tener fin. Charlamos durante el camino disfrutando de nuestra compañía, y llegamos a nuestra primera parada Campo de Criptana a eso de las 5 de la tarde, desgraciadamente cuando ya casi estaba atardeciendo. Los Molinos de viento están situados en lo alto de la llamada Sierra de los Molinos y el Cerro de la Paz, a los pies de las que se encuentra la población de Campo de Criptana. Antaño eran utilizados para moler el trigo para fabricar pan, ayudados por la fuerza del viento, en la actualidad sirven simplemente de reclamo turístico.

Una vez allí, seguimos las escasas indicaciones hasta llegar a los pies de los molinos, donde aparcamos a Suny en uno de los parkings que encontramos, o mas bien dicho nos tiramos literalmente de la auto al ver sus impresionantes molinos en el horizonte para intentar sacar el máximo partido posible al lugar antes de que fuera noche cerrada. Hacía un frió considerable pero con las ganas que teníamos casi ni lo notamos.

Hubo un tiempo en que se contabilizaron en Campo de Criptana 32 molinos, pero ahora solo quedan 10 en pie, en diferente estado de conservación. Los tres mas antiguos, el Burleta, el Infanto y el Sardinero, datan del siglo XVI, hacia 1500 – 1555 y conservan su maquinaria original. Los restantes se edificaron en el siglo XX. Su forma es cilíndrica en los muros encalados, con las únicas aberturas de la puerta y unos pequeños ventanillos cuadrados situados alrededor del molino utilizados antaño para averiguar la dirección del viento. Utilizan el viento como elemento motriz para su sencillo funcionamiento: al moverse las aspas, trasmiten su movimiento a un eje vertical por medio de un engranaje, que a su vez mueve una piedra circular situada sobre otra fija, entre las cuales se muele el grano de trigo.

El resto de molinos albergan diferentes y originales exposiciones, así como la oficina de Turismo de la localidad. Fotografiamos los molinos de mil maneras distintas: por arriba, por abajo, de lado, con luz, al atardecer, sin luz, con la preciosa iluminación nocturna de los molinos, pero de cualquiera de las maneras nos parecieron preciosos. Tienen un encanto muy peculiar y en una noche de Diciembre con un frió de mil demonios nos parecieron realmente mágicos. Logramos entender un poquito mejor a ese ser entrañable y soñador que los vio como grandes gigantes a los cuales combatir.

Nos abrigamos todo lo que pudimos, realmente parecíamos “muñecos de nieve”, y nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo. Estuvimos un buen rato observándolo todo, pero el frió era tal que decidimos poner punto y final a nuestro día y esperar que los rallos de sol del siguiente día nos sirvieran de guiá para comenzar nuestra visita.

Llegamos a la autocaravana congelados y nos dispusimos a buscar un sitio de pernocta consultando toda la información que nos habían dado en el foro de Acpasion. Queremos aprovechar la ocasión para agradecer en especial a Padolfo, Tragaleguas, Sacri y Valdepeñas por su amabilidad y ofrecimientos, con gente así… realmente da gusto. Al final decidimos acercarnos a la zona de pernocta que nos había recomendado Matrix. Dimos un par de vueltas y vimos que la localización que nos había comentado quedaba mas retirada de lo que imaginabamos de la zona de los molinos, alrededor de 5 Kilómetros. A la mañana siguiente queríamos visitar la zona del Albaicín Criptanense y no nos apetecía alejarnos demasiado con lo cual al final decidimos volver al parking en el que habíamos estado visitando los molinos y pernoctar allí mismo. Realmente fue la mejor opción que pudimos elegir por que pasamos una noche de lo mas relajado a los pies mismos de los molinos.

Cenamos tranquilamente, con unas vistas impresionantes, comentamos los planes que teníamos para el día siguiente, y caímos literalmente rendidos en la cama.

SÁBADO:

El Sábado por la mañana sonó el despertador, y nos pusimos manos a la obra. Hacia muchísimo frió y al abrir la autocaravana nos encontramos con algo que no esperábamos y que ha sido una constante en toda nuestra ruta: “La niebla”. Un denso manto lo cubría todo y nos hacia pensar que estábamos en Londres, eso si versión molinos made in spain ; -)

Nos levantamos y casi no se apreciaban ni los molinos, y eso que los teníamos a menos de 100 metros. Desayunamos tranquilamente esperando que la niebla fuera remitiendo, pero viendo que nuestra compañera seguía allí quietecita decidimos abrigarnos y salir a visitar el Albaicin. Los orígenes del núcleo urbano de Campo de Criptana se fechan en el siglo XIII aunque el territorio municipal fue ocupado por el hombre mucho antes. Numerosos restos arqueológicos y documentos históricos citan la existencia de núcleos habitados desde el periodo del Bronce. Al menos desde la Edad Media se tiene constancia de varios asentamientos de cierta entidad denominados Criptana, Villajos, Posadas Viejas y El Campo, así como de otros de menor importancia como Villagordo, El Pico de la Solana, etc.

Criptana, emplazada a unos dos kilómetros al este del núcleo urbano actual, figura como un lugar que, con la denominación de Chitrana, fue cedido en 1162 por la Orden de San Juan al caballero mozárabe toledano Miguel Assaraff para que lo repoblara. Posteriormente pasó a la Orden de Santiago constituyéndose como el centro de una encomienda con bienes también en Villajos y Pedro Muñoz. En el siglo XIV ya estaba despoblada.

El Campo surgió en el emplazamiento actual del núcleo urbano, en torno a una posición fortificada del cerro de la Paz que cumplía función de avanzadilla del Castillo de Criptana. Pese a ser el núcleo más reciente, surgido con la repoblación en el siglo XIII, atrajo a la población de los núcleos circundantes, tal vez por lo saludable de sus aguas y sus aires. Los asentamientos citados anteriormente acabaron por desaparecer a favor del nuevo núcleo que, con el nombre de Campo de Criptana, aparece documentalmente a comienzos del siglo XIV.

Pero lo que mas sorprende del Albaicin son sus casas de un blanco inmaculado contrastado con el azul intenso que engalana sus fachadas, haciendo de ellas algo único e irrepetible. Nos perdimos por sus callejuelas, a esas horas casi desiertas y pudimos disfrutar de unos momentos realmente especiales, entre bancos de niebla y molinos enmarcados en un cuadro perfecto del cual tuvimos la suerte de formar parte.

Nos resistíamos a dejar aquel lugar que nos había robado el corazón, pero teníamos muchísimas cosas por ver y habíamos comprado las entradas para visitar uno de los molinos, concretamente el que esta dedicado a Sara Montiel. Elegimos este por que a esas horas era el único que estaba abierto, con lo cual entramos y disfrutamos de sus fotografiás, autógrafos y algún vestido que estaba expuesto y después nos despedimos de la amable chica que nos había explicado algo mas de los molinos…

Llegamos a la auto y pusimos rumbo hacia la Ermita del Santísimo Cristo de Villajos, lugar que nos había aconsejado Matrix para pasar la noche, situado a unos cinco kilómetros al norte del actual núcleo urbano de Campo de Criptana, sobre una pequeña elevación del terreno contigua a la carretera local de Criptana a Villajos. El exterior fue re-modelado a principios de los años ochenta tratando de darle un pretendido estilo románico. El interior es lo más interesante del edificio, la nave longitudinal se cubre con bóveda de cañón con lunetos y falsos ventanales. Cuenta con un retablo que imita al original Barroco destruido en 1936.

Entramos a la ermita y descubrimos que estaba engalanada para una boda, realmente estaba preciosa, con pétalos de rosa en el suelo y con un montón de flores de navidad decorando cada rincón. Un olor increíble nos envolvió, engañando a nuestros ojos ya que parecía que estuviéramos en un jardín frondoso del olor que allí había. Hicimos un par de fotos y salimos, ya que nos pareció que estábamos robando un momento muy intimo que no nos pertenecía.

Nos dispusimos a visitar el pozo de las nieves que esta cerca de la ermita. Fuimos dando un agradable paseo hasta que llegamos al pie de unas escaleras que nos conducían hasta el pozo. Es una construcción popular del siglo XVIII destinada a almacenar y conservar el hielo para la posterior distribución y venta. Tiene planta circular y desarrollo cilíndrico de mas de seis metros de diámetro y casi siete y medio de profundidad y esta revestido con obra de mampostería careada de piedra cuarcita.

Mas tarde, después de finalizar ambas visitas, pusimos rumbo hacia Alcazar de San Juan donde queríamos disfrutar también de sus cuatro Molinos de Viento que se conservan situados en lo alto del Cerro de San Anton. En esta ocasión los molinos se encuentran bastante mas alejados de la población, y por que no decirlo …. también bastante peor señalizados que los del Campo de Criptana. Nos costó un buen rato encontrar a los molinos, quizás sea porque los molinos de Alcazar de San Juan son menos conocidos. Su ubicación, mas alejada de la población, no los hace ser tan impactantes como los del Campo de Criptana, pero por otra parte, su privilegiada situación en lo alto del cerro los hace disfrutar de una magnifica panorámica visual, que hace incluso que el cerro sea conocido como el “Mirador de la Mancha”. Realmente hay que decir que tiene unas vistas de infarto.

En este caso de los cuatro molinos dos son visitables y gratuitos. A nosotros nos resultó una visita muy agradable a la par que enriquecedora. Aquella zona es fantástica para hacerla a tu aire, no hay aglomeraciones, ni estrés, ni rapidez. Todo va a un paso calmado que realmente resulta un bálsamo comparado con la locura de una gran ciudad como puede ser Barcelona. Después de la visita, decidimos comer al pie de los molinos y así aprovechar la tarde ya que la niebla había despejado y nos había dejado un precioso y soleado día.

Ya con las pilas cargadas pusimos rumbo hacia otro de los platos fuertes de la ruta “Las Tablas de Daimiel”. El camino hasta Daimiel se nos hizo relativamente corto y agradable.  Fueron alrededor de 60 Kilómetros de plácida y amplia carretera, con buen asfalto, por la que resultaba muy cómodo circular. Lo cierto es que, acostumbrados a las sinuosas carreteras catalanas, se nos hacia extraño encontrar en la Mancha unas carreteras tan largas y rectas donde únicamente debes relajarte y fijar tu vista en el horizonte de las amplias llanuras para llegar tranquilamente a tu destino. En esta ocasión si encontramos perfectamente señalizado el acceso principal del centro de visitantes del Parque Natural de las Tablas de Daimiel, situado a 10 Kilómetros de la población de Daimiel.

Localizadas a 606 metros de altitud, en la amplia llanura manchega, las Tablas de Daimiel son el último representante de un ecosistema denominado tablas fluviales, característico de la Mancha hasta finales de los años 60, que se formaban a causa de los desbordamientos de los ríos en sus tramos medios favorecidos por fenómenos de semiendorreismo y por la escasez de pendiente del terreno.

La formación de las Tablas se produce por la confluencia de dos ríos de distinta naturaleza: el Cigüela, estacional y de aguas salobres, y el Guadiana, que aportaba aguas dulces de forma permanente. Además estas aguas superficiales se encontraban sustentadas a su vez por aguas subterráneas que incluso llegaban a aflorar en el mismo espacio protegido, al gozar de un nivel piezométrico muy elevado. Estos afloramientos se conocen en la zona como Ojos u Ojillos, según su tamaño, y sirven para dar nombre a múltiples parajes del entorno. Los más famosos son los Ojos del Guadiana, un humedal en Peligro de Extinción.

Una vez que llegamos aparcamos en el amplio parking y fuimos a solicitar información. La primera sorpresa fue que la entrada es gratuita, otro ejemplo mas de la generosidad de esta tierra. Una vez con el plano en nuestras manos nos dirigimos a recorrer el parque. La visita se realiza exclusivamente a través de tres itinerarios peatonales que bordean el espacio protegido o nos adentran en él mediante pasarelas de madera por las cuales el paseo se hace muy muy agradable.

El primer Itinerario nos condujo a la Laguna permanente, de unos 800 m. de longitud, donde se encuentran una serie de observatorios desde los que, según la época del año, podemos contemplar distintas especies de aves acuáticas que se crían allí en semi-cautividad. Después de hacer cientos de fotografiás con una luz impresionante continuamos con el itinerario que nos llevó hasta la Isla de Pan. Con una longitud de 2,000 metros, este bellísimo itinerario discurre por pasarelas que unen varias islas a lo largo del recorrido hasta llegar a la Isla de Pan, donde nos encontramos con otra sorpresa: el Bosque de los Tayares. Los tayares, únicos árboles existentes en el interior del Parque por su adaptación parcial al agua y a su grado de salinidad, han vuelto a ocupar sus hábitats primitivos rodeando las islas e iniciando la formación de un cinturón alrededor del espacio protegido. Después de haber recorrido el bosque y de pajarear con las peculiares formas de algunos arboles, volvimos a la auto ya que todavía nos quedaba otro plato fuerte para este día tan intenso.

Como somos chicos muy hacendosos, mientras íbamos de ruta hicimos una llamada al Corral de Comedias de Almagro para reservar entradas para ver la obra de La Celestina que se representaba aquella misma tarde, con lo cual, a las siete y media de la tarde teníamos una cita en el Teatro. Como veis, íbamos bastante justillos de tiempo ya que teníamos que llegar a Almagro, encontrar sitio para aparcar a Suny, arreglarnos e ir a por las entradas, así que nos pusimos rápidamente en marcha.

Llegamos a Almagro sin mayor problema. Dimos un par de vueltas hasta que vimos aparcada otra autocaravana en un pequeño parking a la entrada de la población, con lo cual decidimos hacer un tandem y acoplarnos allí mismo. Tomamos un pequeño tentempie, nos pusimos nuestras mejores galas y nos fuimos a recoger nuestras entradas.

El Corral de Comedias esta en la plaza mayor de Almagro, un lugar que nos dejó impresionados nada mas llegar ya que es realmente precioso. La Plaza Mayor de Almagro, concebida como plaza de armas en su origen, está flanqueada por soportales con columnas toscanas. En ella se ubica el Ayuntamiento, construcción del s.XVI, pero lo que mas destaca en ella son los laterales, por su gran belleza, los callejones del Toril y del Villar. Hicimos un montón de fotografiás y después de coger nuestras entradas nos pusimos a la cola para esperar que abrieran el teatro con un frió de mil demonios.

Único en su genero en todo el mundo, el Corral de Comedias, fue declarado Monumento en 1955. Construido en el siglo XVI con la doble función de mesón y corral de farsa, hoy no ha perdido su calidad de escenario, siendo el centro del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que se celebra durante el mes de Julio y que aglutina a los mejores artistas nacionales e internacionales.

Nos sorprendió ver en la cola varias personas que llevaban mantas, algo que nos extraño sobre manera por no ser una prenda demasiado adecuada para ir al teatro, pero que mas tarde, cuando estuvimos dentro, entendimos perfectamente.

Nada mas entrar, decidimos coger plaza en en primero de los dos anfiteatros de que dispone el teatro, con unos asientos muy rústicos (vaya las sillas de esparto de toda la vida), y nos pusimos muy juntitos para intentar darnos un poquito de calor ya que el teatro, al conservar la estructura original, no tiene ningún tipo de calefacción para que no haya peligro de que pueda estropearse. Como podréis imaginar en pleno Diciembre, lo que se dice calor no pasamos… y entendimos el porque de ir cargados con mantas. De pronto se apagaron las luces y comenzaron a representar La Celestina. La verdad es que la obra es muy entretenida y se nos paso la representación en un suspiro. Disfrutamos como enanos, congelados, pero como enanos ; -) Los actores estuvieron muy bien en sus papeles y nos hicieron formar parte de los amores imposibles de Calisto y Melibea.

Al finalizar la obra nos quedamos un rato para contemplar detenidamente el precioso Teatro. Al salir, minutos mas tarde, nos encontramos con otra grata sorpresa: la iluminación de navidad de la Plaza Mayor estaba encendida. Que deciros a parte de que estaba espectacular. Nos reímos un buen rato intentando hacer alguna fotografiá nocturna de la plaza, algo que puede parecer fácil pero que con el tembleque que teníamos a causa del frío resultaba altamente complicado. Después de unas cuantas risas conseguimos sacar una foto decente, y decidimos poner rumbo a la auto para conseguir entrar en calor.

Una vez en la autocaravana nos dimos cuenta que aunque no teníamos demasiadas ganas debíamos mover la auto para buscar un sitio tranquilo para dormir, ya que el parking en el que estábamos aparcados no lo era en absoluto. Fue por ello que nos dirigimos a Granatula de Calatrava, localidad que nos habían recomendado y nos habían dicho que era un lugar tranquilo para pernoctar.

Después de recorrer los cerca de cinco Kilómetros que las separan y dar varias vueltas decidimos aparcar en un pequeño parking que hay en medio de la población y que nos pareció buena opción para pasar la noche. El día nos había ofrecido muchas sorpresas y habíamos aprovechado hasta el ultimo minuto, con lo cual una vez aparcados, nos duchamos, cenamos, comentamos las distintas opciones que teníamos para el día siguiente y de esta manera pusimos el punto y final a este fantástico día.

DOMINGO:

A la mañana siguiente nos dio incluso miedo a salir de la cama. En cuanto sacabas la nariz de debajo de las mantas se te quedaba en el acto “congelada”, así que nos hicimos los perezosos un ratito mas hasta que finalmente, nos armamos de valor y salimos de la cama. Al abrir las ventanas entendimos el porque de una mañana tan fría. Una espesisima niebla lo invadía todo y, por si no fuera poco, una lluvia finísima nos hizo quedarnos a la expectativa.

Con la esperanza de que sucediera como al dia anterior, en el que finalmente el sol hizo un tardío acto de presencia, nos abrigamos bien, desayunamos algo calentito que nos entonara un poco el cuerpo, y salimos de la auto dispuestos a visitar Granatula. Alketib, historiador árabe, tuvo el nombre de Granata del que se deriva Granátula, que es Latino y significa pequeña panera o granero, aludiendo a la fertilidad y riqueza de su suelo.

Granátula debió su origen al abandono de Zuqueca ocurrido a principios del siglo XIII, recibiendo con sus habitantes la fe, la herencia y las tradiciones de la antigua ciudad. Enclavado mas tarde en los limites que Alfonso VIII señalo a la Orden de Calatrava, esta fundó en él un beneficio curado. Durante el dominio de ésta formaba parte de la mesa maestral, y después de su incorporación a la corona quedo unida a Almagro como una aldea o anejo de esta ciudad.

Nada mas poner el pie en la calle, una brisa gélida nos azoto el rostro. La finísima lluvia caía implacable sobre nosotros como un manto pesado que iba haciendo mella en nuestro animo. Comenzamos a caminar en silencio intentando convertir aquel día desolado, en uno del que poder disfrutar del entorno. De pronto, la estatua de un zapato gigante posicionado en medio de la plaza llamó nuestra atención. Curioso encontrar una obra tan “moderna” en una población de tales características.

Nuestra primera parada fue la casa de la cultura, donde se halla la oficina de información turística. Lamentablemente se encontraba cerrada, cosas del tardío despertar de los manchegos, y fue una amable lugareña la que nos indicó los lugares mas importantes de la población. El primero de ellos fue la casa y la figura ecuestre del General Espartero, uno de los personajes mas importantes  nacidos en Granatula. Combatiente en tres de los cuatro conflictos más importantes de España en el siglo XIX, fue soldado en la guerra contra la invasión del francés, oficial durante la guerra colonial en el Perú y General en Jefe en la guerra civil. Vivió en Cádiz el nacimiento del liberalismo español, senda que no abandonaría jamás. Hombre extremadamente duro en el trato, valoraba la lealtad de sus compañeros de armas, tanto como la eficacia.

Combatió en primera línea, fue herido en ocho ocasiones y su carácter altivo y exigente le llevó a cometer excesos, en ocasiones muy sangrientos, en la disciplina militar. Convencido de que su destino era gobernar a los españoles, fue por dos veces Presidente del Consejo de Ministros y llegó a la Jefatura del Estado como Regente durante la minoría de edad de Isabel II. Ha sido el único militar español con tratamiento de Alteza Real y, a pesar de todas sus contradicciones, supo pasar desapercibido los últimos veintiocho años. Rechazó la Corona de España y fue tratado como una leyenda desde bien joven. Vaya como podeis comprobar todo un personaje del que en Granatula solo queda de él, una casa casi en ruinas y una estatua que engalana una de sus plazas…

Mas tarde nos dispusimos a visitar la Fuente de Agua Amarga. La lluvia seguía cayendo incesante sobre nosotros, pero aun así nos dirigimos a las afueras del pueblo para poder visitar la conocida fuente. Cuando llegamos nos encontramos que era una pequeña fuente, mas bien cutrilla. Después de habernos pegado la paliza andando para llegar allí nos quedamos con cara de decir “que narices estamos haciendo aquí con la que esta cayendo” ; -), así que nos dimos media vuelta y decidimos volver a la auto. Solo comentar que, bajo nuestro punto de vista, la visita a Granatula de Calatrava es bastante prescindible, ya que aunque la población tiene su encanto, no nos pareció un lugar especialmente relevante que merezca el desplazamiento hasta ella para visitarla. Aunque supongo que de haberla visto en un día soleado la opinión puede que cambiara.

Subimos a Suny y nos dispusimos a visitar la Ciudad Visigoda de Oretum, situada a las afueras de Granatula, para ser exactos a unos 5 km. Oretum fue una de las tres principales ciudades de la oretania, que abarcaba de norte a sur mas allá de Sierra Morena y se extendia hasta el final de la Bética. El Cerro de Otero o Cerro Dominguez se eleva a 650 m sobre el nivel del mar y a 70 m sobre el rio Jabalón, en cuya margen derecha se haya enclavado. Goza de una privilegiada situación pues domina una amplia zona del valle y caminos naturales hacia Andalucía (por Calzada y Puertollano) y hacia la submeseta norte y Albacete(por Valdepeñas y Manzanares).

Llegamos allí y un amplio parking nos invito a dejar tranquilamente a Suny. Visitamos las ruinas a través de una valla metálica ya que el yacimiento estaba cerrado y solitario a aquellas horas de la mañana. Hicimos algunas fotos y después nos volvimos a montar en la auto poniendo rumbo a Valdepeñas.

Muy a nuestro pesar el día continuaba gris plomizo, e incluso en algunos momentos la niebla nos hacia tener que reducir la marcha por la escasa visibilidad. El día no pintaba muy bien, pero al menos era de agradecer la placidez de las carreteras manchegas. Tras recorrer cerca de 35 Kilómetros llegamos a Valdepeñas, en la que únicamente hicimos una pequeña parada para fotografiar un molino que nos encontramos y nos hizo gracia. Valdepeñas, aun con su importante patrimonio, no cumplía uno de los requisitos imprescindibles en esta ruta, la tranquilidad, y es que “era una ciudad” en toda regla. Demasiados coches y demasiada gente, con lo cual seguimos nuestro camino dejando Valdepeñas para otra ocasión.

Nos montamos otra vez en Suny y recorrimos los poco mas de treinta Kilómetros que nos separaban de otro de los destinos que mas ganas teníamos de visitar en esta ruta, Villanueva de los Infantes, deseando fervientemente que el tiempo nos diera una pequeña tregua para poderlo visitar. Al llegar dimos un par de vueltas y al no encontrar ninguna plaza o aparcamiento especialmente adecuado para aparcar la autocaravana decidimos estacionar como cualquier otro vehículo mas en una calle. Como era ya casi la hora de la comida, salimos a buscar pan y volvimos a comer tranquilamente.

Una vez con el estomago lleno y las pilas cargadas de nuevo, nos dispusimos a conquistar Villanueva. Nos dirigimos a la Plaza Mayor, de planta rectangular, bordeada por edificios de corte renacentista tardío y neo-clásicos, aunque lo que mas llamaba la atención de la mayoría de la gente eran las dos graciosas estatuas de Don Quijote y Sancho Panza, su fiel escudero, que había en medio de la plaza.

En la plaza encontramos también la oficina de turismo, en la que nos dieron un montón de información, con lo cual salimos decididos a empaparnos de todo lo que Villanueva nos ofrecía.

Villanueva de los Infantes esta situada al este de la provincia de Ciudad Real, en 1350 paso a ser aldea de Montiel, hecha villa independiente por el Infante D. Enrique de Aragon y sus hermanos, que le otorgaron la Carta Puebla en 1421. En gratitud a ellos, la villa tomo el nombre de Infantes en 1480 y en 1491 se le dio el de Villanueva. Existen en la zona vestigios de asentamientos prehistóricos de la Edad de Cobre (año 2.000 a.c.) y de la Edad de Bronce (año 1.800 a.c), pero es en tiempos de los romanos cuando esta ciudad adquiere importancia. De esta época se conservan restos de dos calzadas romanas, dos puentes romanos, destacando el de “Treviño” por sus dimensiones considerables, y un viaducto.

No se descarta el aumento de este patrimonio en un futuro no muy lejano debido a la existencia de indicios de otros asentamientos. Este último enclave fue destruido durante la invasión árabe y reconstruido posteriormente con el nombre de Jamila, por lo que, siendo éste un nombre de origen hebreo, se cree que vivían familias judías.

La batalla de Las Navas de Tolosa (1212) que libró Alfonso VIII de Castilla contra los almohades pone fin al dominio árabe de La Mancha iniciándose una intensa labor de repoblación de estas tierras. Así, Jamila aparecía en 1245 como aldea poblada por los Caballeros de la Orden de Santiago.

Nuestra primera parada nos llevo hasta la Alhondiga, que esta ubicada en la calle General Perez Ballesteros, en pleno casco antiguo de la ciudad. Se construyo como pósito y casa de contratación que canaliza la intensa actividad comercial desde mediados del siglo XVI hasta que en 1719 se transformo en la cárcel del partido. En la actualidad alberga la casa de la cultura con salón de actos, patio de exposiciones, biblioteca y centro de internet.

Después visitamos la Parroquia de San Andres, muy recomendable, La casa de la inquisición, el cruce de la Calle de Cervantes con Jacinto Benavente, y nos tuvimos que conformar con ver la Casa del Caballero del Verde Gaban, solo por fuera, ya que cuando llegamos estaba cerrada. Y por ultimo visitamos la casa de Don Manolito, que en la actualidad es una Residencia de Ancianos, pero no os perdáis su precioso patio interior, todo un espectáculo.

Estuvimos toda la tarde disfrutando de Villanueva de los Infantes y nos hubiéramos quedado mucho mas tiempo porque el lugar realmente nos encantó. Incluso un tardío rayo de sol nos iluminó cuando ya únicamente esperábamos la noche, durante unos breves instantes tras los cuales el cielo empezó a oscurecerse y el frío a apoderarse de las calles. Además, teníamos un último plato fuerte en esta ruta preparado para el día siguiente y debíamos aprovechar los momentos sin luz para recorrer mas kilómetros y poder disfrutar las mayores horas de luz del día siguiente.

Pusimos rumbo a Ruidera, donde nos esperaban las lagunas al día siguiente. En poco mas de media hora llegamos hasta ella cuando ya era noche cerrada. Decidimos dar un pequeño rodeo para ver si encontrábamos un buen lugar en el que poder pasar la noche. El pueblo de Ruidera es pequeño y sus calles son bastante tortuosas lo que provocó nuestro fatídico primer incidente con Suny.

Entramos en la población por la parte de atrás, ascendiendo por unas urbanizaciones que vimos en lo alto. Nos pareció ver un lugar tranquilo al lado de unas edificaciones que estaban construyendo, y al dar media vuelta no nos dimos cuenta de que había varios pitorros de hierro y dando marcha atrás nos dimos de pleno con uno de ellos. El golpetazo resonó en la noche. Nos bajamos de la auto corriendo pensando que nos habíamos cargado media auto. Al observar con atención la parte trasera de Suny, vimos que habíamos magullado el parachoques trasero. Con el disgusto por haber “estrenado” la autocaravana, recogimos los trozitos de parachoques que se habían caido para hacer luego un poco de bricolage en casa, comprobamos que las luces traseras funcionaran correctamente. Respiramos con cierta tranquilidad al ver que todo funcionaba correctamente. El susto había sido considerable pero podíamos continuar sin mayor problema.

Al final, el lugar no nos convenció, quizás fuese por el disgusto del golpe, así que decidimos continuar hasta Ossa de Montiel. Cuando llegamos a Ossa la niebla lo invadía nuevamente todo y el frió se hacia extrañamente intenso. Tampoco había ningún lugar especialmente reseñable para pasar la noche en Ossa, pero dada la tranquilidad del lugar cualquier calle parecía  buena para pernoctar,  buscamos un sitio que nos pareció mas o menos tranquilo, y allí nos quedamos, cenando algo calentito para reponer fuerzas, que comenzaban a ser justitas, sobretodo por el resfriado que el frío tan intenso  nos estaba provocando, y nos acostamos dejando que la niebla nos sumergiera en un plácido sueño.

LUNES:

A la mañana siguiente nos levantamos nuevamente con el frió matinal que nos estaba acompañando durante todo el viaje. Nuestra amiga, la niebla, nos vino a dar los buenos días. Después de saludarla, decidimos comenzar a preparar el desayuno y a arreglar la auto para poder salir lo antes posible. Con todo preparado nos dispusimos a iniciar el camino en dirección a las Lagunas de Ruidera. Lo hicimos en esta ocasión por la carretera AB-640 que conduce directamente al parque natural, en lugar de por la N-430 por la que habíamos llegado. La niebla persistente se obcecaba en no abandonarnos, pero nuestras ansias por conocer las Lagunas iban en aumento.

Quince inverosímiles lagunas, ruidosas cascadas, rocas muy valiosas, aves acuáticas espectaculares, un castillo con aire militar y otro con mas poesía que piedras, una cueva para la ensoñación, y todo esto repartido en una veintena de kilómetros, así son las Lagunas de Ruidera. El parque natural es también un espacio para el disfrute. Caminar y pasear en bici son algunas de las actividades propuestas para los amantes de la naturaleza, nosotros nos quedamos con ganas de sacar el kayack, pero no queríamos volver a casa como cubitos de hielo. Desde la Ermita de San Pedro parten tres rutas interpretativas en las que se mezclan las referencias al Quijote con temas de carácter medioambiental. Para acercarse a las lagunas altas, las mas desconocidas y solitarias, hay que seguir a pie o en bici la ruta de la Laguna Blanca.

Nuestra primera parada en las lagunas de Ruidera ya tenia nombre desde que salimos de Barcelona. Nos habían insistido tanto en que nos pasáramos por el Hotel Albamanjon, que no pudimos decir que no. Simplemente iba a ser una visita, por que nosotros íbamos ya con la casa a cuestas, pero nos habían recomendado encarecidamente que nos acercáramos hasta allí para que nos enseñaran el hotel y de paso hacerles llegar saludos de unos viejos conocidos.

Realmente la localización en si misma ya era espectacular, pero al entrar en el comprendimos el por que de tanta insistencia.

No es nuestra intención hacer publicidad del lugar, simplemente queremos comentar que el lugar nos pareció espectacular, algo que queríamos compartirlo con todos vosotros. Nunca se sabe si alguna vez se puede necesitar algo así para una estancia especial, no creéis?

Después de visitarlo y ofrecernos un montón de información sobre la zona a visitar, salimos con las pilas puestas. Fuimos haciendo paradas en todas las lagunas que fuimos encontrando a nuestro alrededor, hicimos cientos de fotografiás y tuvimos una suerte increíble, que ya no pensábamos que podría suceder. De pronto la niebla se disipo y dejo paso a un día resplandeciente, frió pero resplandeciente… Con lo cual, nos pusimos las pilas aun mas y disfrutamos de una mañana que difícilmente olvidaremos. Las lagunas quedaran grabadas a fuego en nuestro corazón. Ojala tengamos la ocasión de volver, pero en una estación un poquito mas cálida para poder disfrutar de todo lo que ofrece aquella mágica zona.

Fuimos saltando de catarata en catarata y de laguna en laguna, disfrutamos con el agua danzarina, y con los sonidos que producía al chocar contra las rocas. Nos adentramos en un mundo fantástico de sonidos y brillantes gotas translucidas, subidos en lo alto de rocas de caprichosas formas. Sin duda es realmente curiosa la naturaleza que con el paso del tiempo y la erosión nos ofrece estas singulares formas, las cuales cuesta pensar como se mantienen en pie. Nos sujetábamos con fuerza para no salir volando, ya que el señor viento estaba bastante enfadado y soplaba con una furia inusitada, haciéndonos mover como si fuéramos frágiles cometas.

Después de decir un hasta luego a las Lagunas de Ruidera, nos dirigimos a visitar la Cueva de Montesinos, una cavidad de origen kárstico de unos 80 m. de profundidad, originada por el proceso de disolución que las aguas de lluvia han originado en el roquedo de la zona. En su interior se han encontrado restos de distintas civilizaciones, pero sin duda, el valor principal de esta cueva es el literario, ya que Miguel de Cervantes nos situó en su interior los capítulos XXII-XXIII, de la segunda parte de su genial obra “D. Quijote de la Mancha”, en los que nos narra el mayor encantamiento de la literatura española.

La entrada a la gruta es gratuita si se hace por libre en cuyo caso es imprescindible llevar buen calzado y una linterna. En nuestro caso, nos habían recomendado la visita guiada así que después de comprar las entradas (5 euros por persona) y entregarnos una pequeña linterna (a algunos incluso casco), y cuando estuvimos todo el grupo reunido nos metimos en el interior de la caverna. Poco a poco fuimos engullidos por la oscuridad y las palabras de la obra literaria de Cervantes, que el guía nos iba citando.

La visita resulto ser bastante amena. El guía nos ofreció una información algo justita, creo yo porque estaba mas pensando en la hora de comer que venia que en la visitas que ya terminaba, pero en general la visita y la cueva fueron bastante correctas. No busquéis en la cueva un lugar por su belleza, por que realmente no la encontrareis, pero si es una cueva que realmente tiene una historia muy peculiar y en este punto reside su encanto, ni mas ni menos, y así hay que tomárselo.

Una vez regresamos a la autocaravana nos dispusimos a llegar a nuestro siguiente destino, el Castillo de Peñarroya. Llegamos al castillo dando un agradable paseo por la carretera que recorre las lagunas en dirección a Argamasilla de Alba.

Cuando llegamos era ya tarde por lo que decidimos hacer la comida y dar un respiro al mal tiempo que había regresado en forma de fina lluvia que lo empapaba todo. Descansamos un poquito y volvimos a salir de la auto para visitar el que seria nuestro cierre a esta ruta, el Castillo de Peñarroya.

El castillo de Peñarroya se encuentra estratégicamente situado sobre un acantilado, una peña (roya, roja o rubia, según opinión) desde la que domina un desfiladero por el que discurre el río Guadiana. El castillo se encuentra a 12 kilómetros de Argamasilla de Alba, por la carretera CM-3115 que lleva hasta Ruidera, al lado de la presa del pantano de Peñarroya, constituyendo la entrada al parque Natural de las Lagunas del Ruidera. Según una crónica manchega de Don Ramón Antequera Bellón (Juicio Analítico del Quijote), el capitán Alonso Pérez de Sanabria arrebató el castillo a los moros el día 8 de septiembre de 1198. A raíz de la toma de la fortaleza se encontró la imagen de Nuestra Señora de Peñarroya, que es venerada desde entonces, entre otros, por los vecinos de Argamasilla, que tienen en ella su Patrona.

Poco después de la conquista de la fortaleza por las tropas co-aliadas de los caballeros de Santiago y Hospitalarios (1198), fue adscrita definitivamente a ésta última Orden en 1215, siendo ya en el siglo XIV la encomienda más importante de la Orden de San Juan desde el punto de vista económico, garantizando el aprovechamiento económico del territorio mediante el arrendamiento de pastos, cobro de impuestos y protección a los pacíficos pobladores, a la vez que sirviendo de almacén de bienes o caja fuerte de la Orden.

En el exterior conserva el camino de acceso medieval, humilladero y foso. Por un pórtico se da entrada al patio de armas. Ya en el interior pasillo o liza divide la muralla principal, y más alta, del antemuro. También en el interior se encuentran la torre del homenaje, la ermita del siglo XVII, el patio de armas, la ermita del siglo XII, y el aljibe medieval.

La torre del Homenaje acoge actualmente las dependencias de la Cofradía de Nuestra Señora de Peñarroya, de Argamasilla de Alba, aunque es de suponer que antiguamente constituiría las dependencias del señor del castillo o alcaide de la fortaleza.

La ermita sirve como  santuario de Nuestra Señora de Peñarroya, patrona de Argamasilla de Alba y de La Solana, y se accede a ella por el patio de armas. En su interior, de marcado estilo barroco decadente, hay pinturas a ambos lados del altar mayor, destacando también el retablo churrigueresco, el camarín de la virgen, el coro y una extraordinaria talla del siglo XVII que primitivamente estuvo emplazada en el convento de los mercenarios de Argamasilla del Alba.

Nos adentramos en las entrañas del castillo, con el tiempo revolviéndose por momentos. La fina lluvia pareció ofrecernos una pequeña tregua pero el cielo, gris plomizo, y un viento gélido que comenzó a soplar con insistencia parecían presagiar que el fin de nuestra ruta estaba cerca. El castillo se alzaba espectacular y desafiante al tiempo y las inclemencias, hicimos varias fotografiás intentando captar todo el encanto del lugar, y bajamos hasta las orillas del río para poder admirar todo su esplendor.

Subimos casi en volandas por el viento que hacia, y decidimos que lo mejor era poner ya rumbo a casa. Con un buen ritmo de viaje podríamos llegar a Peñiscola para pasar la noche y al día siguiente hacer la última tirada hasta casa. Lamentablemente nuestra ruta tocaba a su fin.

El viaje resulto muy tranquilo hasta llegar a Valencia, donde empezó a soplar un fuerte viento que en algunos momentos nos hacia ir con bastante cuidado. Efectivamente Peñiscola era un buen lugar donde pasar la noche y desear que las rachas de aire menguaran a la mañana siguiente.

Nos lo habíamos pasado tan bien y habíamos disfrutado tanto de la zona, que nos daba mucha pena deshacer los kilómetros que nos llevarían directamente de vuelta a casa. Pero había que ser realistas, el puente llegaba a su cenit y teníamos que agradecer todo lo vivido. Hicimos tan solo una parada para estirar las piernas hasta que al fin, vislumbramos Peñiscola a lo lejos. Nos dirigimos directamente al Área de la Mecera, en la cual descansaríamos de todos los kilómetros que llevábamos a cuestas.

Una vez posicionados, y después de una ducha calentita y una cena reparadora, nos pusimos a repasar todas las fotografiás que habíamos realizado en la ruta, disfrutando de todos los momentos y experiencias que habíamos adquirido en esta aventura.

La noche tocaba a su fin, y mi constipado no había hecho mas que comenzar : -) Con un dolor de cabeza considerable y un paquete de clinex en la mano, nos dispusimos a disfrutar de una placentera noche en manos de algún “hado” que cuidara con esmero los virus de mi resfriado. La noche fue tranquila, y los grados de mas que había en Peñiscola nos hicieron pasar una noche muy agradable.

MARTES:

A la mañana siguiente salimos de la cama, sin tener que ponernos varias capas de ropa. Hacia un agradable y soleado día de Invierno en la costa mediterránea. Desayunamos tranquilamente con un gelocatil entre las galletas : -) Este día era meramente de tramite hasta llegar a Barcelona. Hicimos los kilómetros correspondientes sin ninguna reseña que comentar, a eso de las dos de la tarde estábamos en casita.

Han sido unos días muy intensos, en los que hemos vivido momentos irrepetibles en una zona que no conocíamos y de la que realmente hemos venido enamorados. El frió, y las pocas horas de luz de un mes de Diciembre duro como esta siendo este, nos han puesto las cosas difíciles en algunos momentos, pero cuando hay ganas de pasarlo bien, y a uno le gustan los retos, todo resulta mas sencillo, y si ademas tienes la suerte de tener un compañero de aventuras como el que yo tengo, pues las cosas no pueden salir de otra manera que poniendo un broche de oro a una aventura perfecta…

Solo nos queda Desearos unas Felices Fiestas Navideñas y un Prospero Año Nuevo 2010, que este año venga cargado de buenos momentos para todos, y que podamos compartir aunque sea, alguno de ellos juntos.

La Mancha from conrad y echobelly on Vimeo.

Créditos vídeo: Stereophonics- Maybe tomorow / Mr. Whriter

ROAD BOOK

Dia 1:
Recorrido: Bracelona – Montroig del Camp
Kilómetros recorridos: 150 Kms.
Pernocta: Aparcamiento público en Montroig del Camp
Coordenadas: 41º 05′ 09.39” N; 0º 57′ 25.10” E

Día 2:
Recorrido: Montoig del Camp – Campo de Criptana
Kilómetros recorridos: 550 Kms.
Aparcamiento publico junto a los molinos de Campo de Criptana.
Coordenadas: 39º 24′ 39.32” N; 3º 07′ 21.75” W

Día 3:
Recorrido: Campo de Criptana – Granatula de Calatrava
Kilómetros recorridos: 160 Kms.
Aparcamiento público en Granátula de Calatrava.
Coordenadas: 38º 47′ 47.25” N; 3º 44′ 29.12” W

Día 4:
Recorrido: Granatula de Calatrava – Ossa de Montiel
Kilómetros recorridos: 85 Kms. 150 Kms.
Pernocta: Ossa de Montiel. Vía pública.
Coordenadas: 38º 58′ 04.11” N; 2º 44′ 52.58” W

Día 5:
Recorrido: Ossa de Montiel – Peñiscola
Kilómetros recorridos: 460 Kms.
Pernocta: Área de Autocaravanas de la Mecera (Peñiscola).
Coordenadas: 40º 23′ 51.79” N; 0º 24′ 47.24” E

Día 6:
Recorrido: Peñiscola – Barcelona
Kilómetros recorridos: 240 Kms.

20 Comments + Add Comment

  • Dios, qué mejor regalo de Reyes!
    si buenos son los relatos, mejores son las fotos: preciosas!
    Sois maravillosos.
    Nosotros hemos estado por esos lugares y lo revivimos mágicamente con el relato.
    Cómo daros las gracias por toda esa información?

    como mínimo, nuestros mejores deseos para el año nuevo , cargaditos de kilometros.

    recibid un fuerte abrazo de un gran admirador

    :-) )

  • Jimmy, … eso es porque habeis sido muy buenos este año!! ;-) En cualquier caso … muchas gracias por tus halagos…. al final nos vas a sacar los colores!

    Nos alegra que os haya gustado el relato y las fotos! La zona a nosotros nos ha encantado (a pesar del frio que hemos pasado) y esperamos que eso se haya notado en nuestras palabras.

    Esperamos que hayais tenido unas buenas fiestas y empeceis el año con muy buen pie.

    Un fuerte abrazo!

  • Bueno, bueno, feliz año… y gracias por este relato.

    He tenido problemas de conexión desde finales del año pasado y no he podido ver mucho mi lista de blogs, pero la vuelta ha estado bien.

    Aún no he acabado el relato porque tengo que marcharme pero ya tengo ganas de volver para seguir leyendo.

    Mi enhorabuena por llevar el blog que más me gusta en temática de viajes. Historias interesantes con buenos y detallados relatos, y un apartado fotográfico de 10. Enhorabuena.

    Un saludo pareja.

  • Hola Jony que alegría leerte otra vez… Tranquilo con los problemas técnicos, a nosotros se nos ocurrió actualizar el WordPress ya que hacia un montón que no lo hacíamos y por casi nos quedamos sin blog, todavía no hemos podido solucionar todos los problemas… Pero estamos en ello, después del susto que nos metimos, seguimos al pie del cañón, aunque espero poder terminar con todo el lió y poder hacer un “restailing” al blog.

    Lo dicho, espero que hayas entrado con buen pie en el 2010 y gracias por tus comentarios, para nosotros realmente es lo mas importante ya que al fin y al cabo lo hacemos para que nuestros lectores estén contentos con el trabajo y pueda servir toda la información que ofrecemos…

    Bueno no me enrollo mas… Sigo con mi pelea con WordPress jaaja

    Saludetes a los dos.

  • Hola chicos, he ido muy liada y hacia bastante tiempo que no os visitaba y me he encontrado con el cambio del Blog, que deciros… Que esta precioso! Me gusta muchisimo, sencillo de navegar y muy visual realmente nos ha encantado.

    El Relato de la Mancha que deciros, pues que hemos disfrutado como niños volviendo a recordar momentos que habiamos vivido por aquellas tierras.

    Jooooo esto de ir tan liados no es nada bueno, espero tener mas tiempo para volver a visitaros lo antes posible. Hasta entonces, enhorabuena por el fantastico cambio de imagen.

    Saludetes Maria y Bernardo.

  • Hombre Maria que alegría volverte a leer por aquí, ya veo que vamos todos de culo…!! Nos alegra un montón que te haya gustado el nuevo aspecto del blog “ya pensábamos que nadie nos iba a decir nada, después del curro que llevamos…” jajaj

    Espero que vuelvas pronto que ya te echábamos de menos y nos encanta leerte por aquí.

    Un saludete enorme para ti y otro para Bernardo.

  • Hola acabamos de ver tu repor es magnifico y como lo relatas….no haz pensado en escribir novelas??
    En serio unas fotos estupendas seguro que tienes una buena maquina, aunque si el [email protected] no es bueno, no sale nada.
    Seguir contando aventuras, estaremos al loro.

  • Hola Encarn-Ilde. Bienvenida a nuestro blog!

    La verdad es que no, nunca había pensado en dedicarme a escribir novelas! Vaya, y con el currazo que lleva mantener el blog no quiero ni pensar el trabajo que tiene que ser escribir una novela. Pero aun así .. nunca se sabe jajaja

    Gracias por el piropo y por leernos. Esperamos que vuelvas por aquí cuando quieras, estas en tu casa.

    PD: La cámara que usamos no está mal, pero vaya …. tampoco es para tirar cohetes, sera el talento? jaja

    Saludetes.

  • Me ha hecho recordar con una sonrisa en la cara, los días que pasamos por aquella zona, y también ver, las cosas que me dejé por ver.
    Un relato muy emotivo!

  • Hola guapa:

    Me alegro que al leer el relato te haya traído tan buenos recuerdos, como ves esta vez formabas parte del viaje jaaja. Realmente es una zona preciosa, con muchos mas lugares que descubrir, pero lo bueno de viajar es que siempre encuentras una excusa perfecta para poder volver y encontrar muchos mas rincones…

    Muchos besitos.

  • Magnífico blog, por un momento me veia allí, un saludo

  • Gracias Israel por tu comentario y bienvenido a nuestro blog!!

    Como ya te he comentado en el foro de campingsalon (procedes de allí, verdad?) espero que nuestro relato os sirva de ayuda para vuestra eskapada. Como lugares mas cercanos a Ruidera, aparte de las lagunas, no os debeis perder los Molinos de Campo de Criptana y Villanueva de los Infantes. Un poquito mas lejos ya están las Tablas de Daimiel y Almagro pero por poco que podáis acercaros a verlos.

    Un saludo y esperamos “leerte” por aquí prontito.

    Saludetes.

  • Navegando por internet y pasando por acpasion, para encontrar posibles rutas por la mancha, esta semana santa, he encontrado vuestro blog.
    Quiero felicitaros por este detallado relato y magnifica presentación de fotos.
    Como que los días que tengo, son también son 6, con vuestro permiso, os copiare el recorrido relatado, para conocer este rincón de España que nunca hemos estado y que creo que por estas fechas tiene que estar bien.
    Un saludo desde Capellades
    Josep y Angels

  • Buenos días Josep y bienvenido a nuestro blog.

    Por supuesto que tienes nuestro permiso para copiar el relato y sobre todo para pasarlo genial por una zona que es preciosa y amable.

    Espero que lo paséis genial y volváis cuando queráis a visitarnos, ya sabéis donde estamos.

    Saludetes.

  • Hola pareja!!!
    Parece que lo mio es seguir vuestros pasos… Me acaba de enviar vuestro escrito un amigo de Parets y veo que en buena parte coincide con el que hicimos en el pasado “puente de la Inmaculada-Constitución”. Incluida la vista de la Celestina en el Corral de Comedias de Almagro. Lo leeré con detenimiento ya que vuestro viaje fue más completo que el nuestro.
    Saludos Y feliz Año Nuevo. Luis.

  • Hombre Luis … feliz año nuevo!

    Pues si, una lastima no encontraras nuestro relato antes de tu viaje pues creo que te hubiese servido de ayuda. Eso si, si no recuerdo mal, la Oficina de Turismo de Ciudad Real tiene una página web de la que se puede obtener muchisima información y, con el buen tiempo que hizo para el puente este año, seguro lo pasariais genial. Todavia recuerdo el frio que pasamos nosotros en el Corral de Comedias!

    Un saludo y me alegro de leerte otra vez por aqui!

  • Que gracia! Si estuvimos juntos viendo la Celestina en Almagro, y practicamente hicimos el mismo recorrido.

    http://carpecamper.blogspot.com/2011/12/per-terres-de-la-manxa.html

    Eso si, vuestro relato es mucho más profesional. Muchas felicidades y ánimos que lo haceis muy bien.

  • Hola Carpecamper:

    Vosotros tambien hicisteís el viaje en el puente de Diciembre de 2009? Por que entoces si que es problable que coincidieramos, tela que casualida jajaj

    Gracias por tus palabras, y enhorabuena tambien a ti, por tu relato y fotos.

    Saludetes.

  • No, mi comentario iba para Luisde que pienso hizo el viaje diciembre 2011 como nosotros…

  • Hola Carpe:

    ;-) Ok, pensaba que te estabas refiriendo a nosotros…

    Saludetes

Got anything to say? Go ahead and leave a comment!

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>