Lord, el valle escondido

abr 7, 2011 by     10 Comments    Posted under: Autocaravana, Eskapadas

Cierro los ojos, cuento hasta diez, te intuyo… Descubro tu aroma repleto de esencias antiguas, pero tan solo es el comienzo de un descubrimiento intenso e imperecedero. Seguimos tu paso, como un niño tímido te escondes, pero se que estas ahí, aunque la luz cambie y el viento disipe lo que eres, la esencia de tu valle permanece intacta.

Juegas a este juego una y otra vez, nos despistas, desapareces, te asomas, vas, vienes… y nos muestras una pequeña parte para que así te sigamos con anhelo. Tu singularidad, te hace fuerte, tu diversidad paisajistica te viste de carisma. Tus altas y puntiagudas montañas te definen y te dibujan de una manera irresistible. Al norte, la extensa sierra de Port del Comte, unida a la no menos majestuosa sierra del “Verd”, que custodia la cima mas alta del valle a 2.383 metros de altitud.

Al Oeste, las Sierras de Mitges y Pratformiu, con sus 1.700 metros de altitud y al Sur, las Sierras de Busa, Els Bastets, les Roques y la Mola de Lord, te miran desde la altura con sus verticales paredes, desafiando a todo aquel que se atreva a retarlas.

Los dos principales ríos que acarician el valle a su paso son el Cardener, que nace en la Coma y la Pedra, y Aigua de Valls, que desciende por el municipio de Guixers. Está situada al norte de la comarca del Solsonés, en el Pre-Pirineo catalán, y está formada por los municipios de Sant Llorenç de Morunys, la Coma y la Pedra y Guixers. Por sus características geográficas, forma una auténtica sub-comarca natural rodeada de montañas de distintas altitudes, formas y morfologías.

Intenta visualizar lo que lees, y descubrirás un lugar en el que la naturaleza “lo es todo”, sus sonidos, olores, luces y sombras, te transportaran a través del viento, el agua, y la piedra, de una manera irrepetible.

Viernes:

Un Viernes más, volvemos a salir con “Suny”, como siempre con ganas de disfrutar de una nueva aventura. Esta vez, nuestros pasos nos llevan a pernoctar a la localidad de Navarcles, situada a apenas 70 kilómetros de casa, por lo que nos lo tomamos con calma. En tan solo una hora estaríamos allí plantados, podríamos cenar tranquilamente e incluso, quedar con nuestros amigos Carme y Jepi, para charlar un ratito antes de meternos en la cama.

Hacia una noche esplendida. Llegamos a Navarcles y nos acoplamos en el área. Cenamos tranquilamente, enviamos un mensaje a nuestros amigos, y después de charlar animadamente, nos dispusimos a dormir. De pronto sonó el móvil: era nuestro amigo. Le comentamos que ya estamos acostados y quedamos para desayunar a la mañana siguiente.

Sábado:

Como en un sueño, volvimos a escuchar el móvil. Eran las diez de la mañana y estábamos profundamente dormidos. Nuestro amigo estaba fuera de la auto muerto de la risa, esperando que saliéramos. Nosotros, con cara de zombies, le abrimos la puerta y le invitamos a entrar. Después de reírnos un rato y charlar desde el umbral de la puerta, nos instá a vestirnos y desayunar. Lo hacemos velozmente, sacamos sillas, mesa, café, cola-cao, galletas, las risas, y las ganas de abrazar al amigo que hace tiempo que no ves. Por suerte, el sol ese día venia de serie…

Nos enlazamos en una charla tan agradable que duró hasta la una de la tarde. Anécdotas, recuerdos de momentos vividos, nuevas historias no conocidas, proyectos, sueños y como no, deseos de que la próxima vez no se dilate tanto en el tiempo.

Nos despedimos de ellos, como siempre, con una sonrisa en la cara, y un cálido abrazo. Nuestra ruta había comenzado de una manera singular, y aunque en este caso, no habíamos podido disfrutar de la belleza del paisaje, o del descubrimiento de algún nuevo tesoro, habíamos tenido la suerte de poder sentir de nuevo, el afectuoso reencuentro de unos amigos tan entrañables como son Carme y Jepi. Como siempre, un placer!

Seguimos nuestro camino, con primera parada en el Carrefour, para poder comprar pan y alguna cosilla que nos faltaba para comer. Volvimos a poner rumbo hacia nuestro destino, y paramos a comer en una pequeña área de descanso pasado Cardona. Hacía un calor de justicia, quien diría que nos encontramos a principios del mes de Abril. Hicimos la comida relajadamente, recordando nuestra anterior visita a las Minas de Sal de Cardona, en la que pudimos disfrutar de un recorrido a través de las entrañas de la mina.

Más tarde, ya con el estomago lleno, nos dispusimos a continuar nuestra ruta. Llegamos a Solsona, y desde allí nos dirigimos a Sant Llorenç de Morunys, por la carretera que conduce a la presa de la Llosa del Cavall, un lugar precioso que enseguida llamo nuestra atención. Paramos en un pequeño parking que había junto a la presa para tal propósito, y nos dispusimos a disfrutar de aquella megalítica construcción.

La presa fue construida en el año 1997 y tiene una altura de 122 metros y una longitud de 326 metros. Se levanta en el municipio de Naves, en el lugar conocido como la Llosa del Cavall. Como curiosidad comentar el hecho de que en su interior existe toda la infraestructura necesaria para la instalación de una central hidroélectrica, si bien, actualmente ese potencial no esta siendo aprovechado.

Anduvimos bastante rato, fotografiando todo lo que pudimos. El lugar era muy atractivo a nuestros ojos, y más sabiendo que allí se podía hacer kayak, con lo cual tuvimos claro que volveríamos cuando hiciera un poquito mas de calor, para así poder disfrutar de una salida acuática por aquel fantástico entorno.

Volvimos a la carretera y continuamos con nuestro camino. Llegamos a Sant llorenç a la seis de la tarde, una hora bastante mas tardía de lo previsto, pero que por suerte, todavía nos permitiría disfrutar de alguna actividad, gracias al cambio horario.

Apenas sin detener la autocaravana me bajé y entré rápidamente en la Oficina de Turismo que hay a la entrada del pueblo pues, tal y como nos imaginábamos, cerraban a las seis en punto. Una vez allí le pregunté a la chica, que era lo que no nos podíamos perder de la zona, y ella amablemente me señalo varios recorridos. Apenas sin perder tiempo, nos volvimos a poner en marcha y esta vez, tomamos la carretera en dirección a Solsona y Cambrils, desviándonos apenas a un par de kilómetros por un pequeño camino que conduce hasta nuestra primera parada del día, el Santuario de Lord.

Lo cierto es que, aunque está asfaltado, el camino nos ofrecía dudas sobre si sería lo suficientemente ancho para pasar cómodamente con “Suny”, por lo que decidimos detenernos, y hacer el camino a pie, pues además nos apetecía caminar. Aparcamos justo delante de la pequeña y bonita ermita de Sant Sermi del Grau. Ésta, consta de una sola nave con ábside semicircular. El paramento es de piedra rota a golpes de maceta y forma hiladas uniformes e irregulares. En el interior está cubierta con bóveda de cañón y data de los siglos XI-XII. Con las ganas que teníamos de descubrir la zona, la ermita nos pareció una preciosidad, pero seguramente en otro momento, nos habría parecido simplemente bonita.

Comenzamos a recorrer tranquilamente el camino. Nos pasan varios vehículos, e incluso alguna autocaravana, y dudamos si hemos hecho bien en dejar a “Suny” aparcada, pero continuamos. Pasamos por el túnel de la Foradada, un gran agujero excavado en la roca, por el que pasan perfectamente los vehículos. A medio camino encontramos la fuente de San Isidro, arreglada hace poco, que da una visión divertida de una fuente en miniatura. Continuamos andando por la vertiente solana del río Zanja de Torroella hasta que, al final, llegamos a una explanada donde se puede aparcar. Habíamos tardado algo más de media hora en llegar al pié de la Llosa del Cavall, un recorrido que recomiendo encarecidamente lo hagáis a pie, ya que a parte de las vistas que son preciosas, puedes embelesarte con el aroma intensísimo en el que esta envuelto todo el recorrido. Colores intensos en una paleta cromática fantástica, que nos iba dejando expectantes por momentos, inspirando profundamente para poder deleitarnos, más si cabe, del delicioso perfume que inundaba todo el valle.

Desde allí un cartel nos comunicaba que tendríamos otra media hora de subida hasta llegar al Santuario. Reemprendimos la excursión remontando unas escaleras que siguen un vía crucis. La subida era bastante dura, pero gracias al empedrado y a una pequeña barandilla que nos servia de asidero, conseguimos hacer el recorrido en apenas quince minutos, eso si, en una subida bastante impetuosa. Al llegar arriba cruzamos una portezuela de hierro y alcanzamos un pequeño promontorio que permite disfrutar de una buena vista sobre el peculiar y agradable raso de la Mola de Lord. A mano derecha se divisa la pequeña capilla de San Pedro Mártir, delante y al fondo, el santuario.

Las vistas durante todo el recorrido son espectaculares y bien merecen el esfuerzo. La visión de las sierras anexas y del embalse, te hacen participe de la extraordinaria majestuosidad del recorrido. Llegamos arriba casi sin aliento, pero lo que nos encontramos allí, todavía nos dejó más boquiabiertos.

El Santuario de Lord esta situado en la cima de la Mola de Lord, a 1.180 metros de altitud. Éste, se levanta entre el pantano de La Llosa del Cavall y la rasa de Torroella. Desde arriba, se puede disfrutar de una excelente panorámica del pantano, del pueblo de Sant Llorenç de Morunys y de la majestuosa montaña del Port del Comte. Ofrece unas impresionantes vistas del pantano de la Llosa del Cavall y la sierra de Busa.

El santuario de la Virgen de Lord, está habitado permanentemente por una pequeña, laboriosa y culta comunidad de monjes. Para visitarlo, hay que pedir la llave, aunque cuando llegamos no vimos ni un alma allí arriba. Por otra parte, hemos de reconocer que lo que más llamó nuestra atención, fueron las vistas que desde allí se divisaban. Dimos una vuelta recorriendo el perímetro de la muela, vigilando con los acantilados, ya que estas casi rozándolos en algunos momentos, observamos en el extremo sureste de esta, la pequeña ermita de Sant Jaume. La vista de la sierra de Busa y la de Bastets sobre las aguas del pantano de la Llosa del Cavall son imponentes. Todo el lugar invita a la paz y a la meditación.

Nos tumbamos en la hierba disfrutando el momento y observando aquel emplazamiento perdido en la cima de la montaña. Sueños mezclados y amasados, en un lugar donde solo hay que gritar fuerte para que se hagan realidad.

Comenzaba a ser realmente tarde, las campanas del Santuario dieron las ocho, y como si de pronto el embrujo se hubiera roto, nos levantamos y comenzamos a deshacer nuestros pasos. Teníamos un largo camino hasta la auto y pronto nos quedaríamos sin luz. Estábamos cansados pero encantados de haber descubierto un lugar tan especial como el Santuario de Lord.

Paso tras paso, llegamos a la auto, casi cuando ya anochecía. No habíamos planeado donde pernoctar, pero aquel pequeño aparcamiento junto a la ermita de Sant Sermi del Grau bien podía ser un emplazamiento perfecto. Por otra parte, nos encontrábamos cerca de la estación de esquí de Port del Comte, un lugar al que le teníamos ganas, y nos apetecía pasar la noche, pues tenia que ser realmente tranquilo, por lo que nos pusimos nuevamente en marcha. Tras algo mas de diez Kilómetros y varias paradas para fotografiar el atardecer en el Vall del Lord, llegamos al parking para autocaravanas que hay en las pistas de esquí, siendo ya noche cerrada. Ya había una autocaravana allí aparcada cuando llegamos, y otras dos se nos unieron durante la noche.

Aparcamos lo más nivelados posible y nos dispusimos a pasar una tranquila noche a más de mil setecientos metros de altitud. Después del calor que habíamos pasado durante el día, hacia un frió considerable allí arriba. Pusimos la calefacción, nos dimos una duchita calentita, hicimos algo de cena, nos metimos en la cama, y subimos la persiana de la ventana para poder contemplar un cielo fantásticamente decorado de estrellas. No se escuchaba ni una mosca y allí, en la quietud de la noche, cerramos los ojos.

Domingo:

Nos levantamos plácidamente en una tranquila mañana de domingo. La noche en lo alto del Port del Compte había sido increíblemente silenciosa, un silencio que poco a poco se iba rompiendo por el canto de los pájaros que comenzaban a desperezarse, y el ruido de los vehículos de los pocos esquiadores que a estas alturas del año intentaban disfrutar de las últimas bajadas de la temporada. Abrimos la persiana de la ventana desde la misma cama, y a nuestros pies se encontraba toda la majestuosidad del Vall de Lord. No nos habíamos dado cuenta al aparcar la noche anterior, pero las vistas que desde allí teníamos le quitaban a uno el hipo.

Lamentablemente, el día había amanecido algo nublado. -Que lastima-, pensamos, recordando el fantástico día de verano que habíamos vivido ayer. Tras desayunar, salimos a dar una vuelta para visitar las pistas de esquí de Port del Comte, una estación relativamente pequeña, pero que tiene el privilegio de ser de las mas cercanas a Barcelona. La verdad es que en cotas bajas apenas había nieve, lógico, pues no ha sido este un año demasiado esplendido para el esquí. Dimos alguna vuelta y cogimos algo de información para volver cuando haga mejor tiempo, dadas las posibilidades que tiene el lugar para hacer trecking.

Después, volvimos a la auto y pusimos rumbo hacia nuestro primer destino del día, las Fonts del Cardener. Para ello tomamos la carretera hacia Tuixent, desviándonos hacia la Coma, adentrándonos cada vez más en el Valle del Lord. En pocos minutos encontramos el desvío a les Fonts del Cardener, muy bien señalizado, y casi a pié de carretera un aparcamiento donde poder dejar a “Suny”. Iniciamos el pequeño sendero que nos conduciría hacia las fuentes.

El entorno del nacimiento del rió Cardener es un privilegio. Al norte nos encontramos el parque Natural del Cadí Moixeró y la población de Tuixent, al este la Serra del Verd y detrás el Pedraforca, al sur podemos observar el Montseny, e incluso si tenemos suerte las Montañas de Montserrat. En épocas de deshielo ofrece un espectáculo majestuoso en todo su corto recorrido. Chorros de agua que brotan de entre las rocas en forma de cascada, hacen de el un paseo muy agradable, aunque no penséis encontrar algo grandioso, por que el recorrido es mas bien minúsculo, pero aun así, es una visión muy recomendable a la par que enriquecedora. Pasear a través de sus sombríos recovecos, ofrece una sincronización perfecta de verdes y aguas cristalinas. Además, dispone de un espacio de picnic, altamente preparado para que el visitante pueda disfrutar de un día especial con la familia y amigos, degustando en las parrillas instaladas en la zona, unos buenos chuletones o unas butifarras típicas de este bonito lugar.

Retomamos la marcha en dirección Sant Llorenç de Morunys, no sin antes hacer una pequeña parada para visitar las poblaciones de La Coma y la Pedra. La Coma, capital del municipio, se levanta entre montañas, muy cerca del nacimiento del rió Cardener. Su núcleo se encuentra totalmente rehabilitado, y es dónde vive la mayor parte de la población y por tanto dónde encontraremos la mayor parte de los servicios. Mantiene un aire de montaña característico, con casas de piedra y rincones pintorescos que lo hacen muy especial.

El pequeño núcleo de la Pedra, situado en un enclave muy pintoresco, destaca por el conjunto de la iglesia dedicada a Sant Sadurní, y por las ruinas del antiguo castillo de La Pedra, pero sobre todo por la fuente de aguas sulfurosas de la Puda, en la cual se puede disfrutar de un baño reparador, eso si para nuestro gusto demasiado oloroso.

Tras estas pequeñas paradas, continuamos el camino hasta llegar a Sant Llorenç de Morunys, donde dimos una pequeña vuelta, y aprovechamos para comprar un delicioso pan. Comentar que todos los pueblos visitados, tienen su encanto, pero hemos de decir que son muy pequeños y no poseen gran patrimonio, con lo cual uno se puede perder el tiempo que quiera en descubrirlos.

Volvimos a tomar la carretera en dirección a Solsona, y volvemos a subir el puerto de montaña por el que habíamos ascendido la noche anterior, hasta la Creu del Codó, el paso de montaña que separa el Valle del Lord. Allí tomamos la pequeña carretera que conduce al mirador del Tossal de la Creu del Codó, el cual teníamos muchísimas ganas de visitar, por las excepcionales vistas que desde allí se tienen de todo el valle.

El tossal de la Creu del Codó forma parte del municipio de Guixers. La carretera es estrecha pero apenas llegará al kilómetro de longitud por lo que, en esta ocasión, decidimos hacerla con Suny. Nos detuvimos en el parking que hay junto a otra zona de ocio. El Codó destaca por ser un área de Picnic que parece no acabarse nunca, es un lugar tranquilo, pero que no llamo demasiado nuestra atención, pues nuestro principal interés era subir hasta la cima y así poder observar todo desde la altura.

Desde el aparcamiento del área de Pícnic, se inicia el camino hasta el mirador, que se encuentra a unos 15 minutos a pie, con lo cual comenzamos nuestra ascensión, poco a poco, ya que el calor apretaba y la subida no dejaba de ser un tanto extenuante.

Una vez arriba, y con la ayuda de una mesa panorámica, se puede disfrutar del impresionante paisaje que la Vall de Lord ofrece. Desde allí se puede ver la majestuosa montaña del Port del Comte, en frente, el santuario de Lord que se encuentra debajo mismo, el pueblo de Sant Llorenç de Morunys a la izquierda, el Clot de Vilamala a la derecha, entre otros.

Las vistas son de infarto por lo que no sabíamos donde posar nuestros ojos. Lástima la neblina que cubría todo el valle y que no nos permitió disfrutar de una visión completa, pues desde allí, en un día claro, se pueden divisar perfectamente el Montseny y Montserrat. En esta ocasión no tuvimos demasiada suerte al respecto, pero pudimos ver con claridad un paisaje exultante de belleza, que nos dejó impactados con nuestras pupilas clavadas en el horizonte.

Después de un buen rato de observar en silencio, nos dimos cuenta de que comenzaba a ser tarde. Nuestros estómagos protestaban y decidimos comenzar la bajada, para así poder saciar nuestro apetito. En apenas diez minutos ya estábamos de vuelta en la autocaravana. Hicimos allí mismo la comida y después de la sobremesa, recogimos todos los bártulos y nos dispusimos a recorrer el camino de regreso a casa. Para la vuelta sin embargo, decidimos tomar la carretera LV-4241, antiguamente principal comunicación con Solsona, y así disfrutar de las magnificas vistas que el barranco de Vilamala nos ofrecería al pasar junto a él. Todo un espectáculo.

Una vez en Solsona, decidimos sin embargo tomar un pequeño camino alternativo y nos adentramos en el corazón de Cataluña. El motivo, principalmente es que no teníamos prisa para llegar a casa, pero además, hacia tiempo que teníamos la inquietud de llegar hasta la población de Pinós, donde existe un curioso monolito que señala la ubicación exacta del centro geográfico de Cataluña. No es que sea un lugar especialmente interesante, pero nos hacia gracia visitarlo, por lo que allí que nos fuimos a descubrir el lugar y el monolito.

Son varios los lugares de interés que pasamos por nuestro camino, como el Santuario del Miracle, o la pequeña población de Su, pero en nuestro caso nos conformamos con disfrutar del paisaje, mezcla de tonos ocres del invierno que se va, y el verde y amarillo intenso de la primavera que llega. Al rato, llegamos al Santuario de Pinos, donde aparcamos, tomamos el camino que llega hasta el monolito, y en apenas cinco minutos estábamos delante de él. El lugar es realmente extraño, una mezcla de masías y antiguos fuertes, nos dan la bienvenida. Allí mismo descubrimos la rosa de los vientos, que indica que nos encontramos en el centro geográfico de Cataluña. Después de hacer varias fotos y de llevarnos un pequeño chasco con el lugar, pues tiene mas bien poco de interesante, volvimos a poner rumbo hacia la auto.

Las nubes se empezaron a oscurecer y un viento frió comenzó a soplar con fuerza. Parecía que el pequeño adelanto de la primavera del que habíamos disfrutado llegaba a su fin, por lo que iniciamos, ahora si, el camino de vuelta a casa. Salir del centro de Cataluña no fue tarea fácil pues tan solo un sinfín de carreteras ratoneras lo recorren. Finalmente, enlazamos con la C-55 pocos Kilómetros después de pasar Cardona, donde ya casi pusimos el piloto automático hasta llegar a casa. Como siempre nos da pereza el regreso, pero hay que ser pacientes y esperar que la próxima escapada, nos vuelva a llevar a lugares tan preciosos como los que hemos podido disfrutar este fantástico fin de semana.

Lord: El valle escondido from conrad y echobelly on Vimeo.

Créditos del vídeo: Smashing Pumpkings: Disarm

10 Comments + Add Comment

  • Dios!! pero qué bonito!!
    esto no puede ser gratis!!!
    le ponéis unas tapas duras y yo os hago dos letreritos gigantes y montamos paradita para Sant Jordi!
    cómo os agradecemos esta prosa?
    sólo podemos que copiar y repetir vuestro trayecto.
    si es que lo tenemos todo: os tenemos!!

    un abrazazo!!

  • Hola Jimmy, que alegria volver a leerte. Mil gracias por tus palabras, siempre se agradecen después del trabajo realizado, me acabo de poner mas ancha que pancha ;-)

    En cuanto a lo de las tapas y Sant Jordi, todo se andará… tenemos un proyecto entre manos, que lo mismo te sorprende viéndolo efectivamente en cualquier paradita jajaja… Pero las cosas de palacio van despacio, que nos esta dando mucho trabajo el dichoso libro jajaja.

    Un saludete enormeeeeeeeee. Y ya sabes si necesitas mas info, aquí nos tienes.

  • Hola chicos;

    Como dice el compañero, que salida mas bonita, y jolines que bien relatada, me ha gustado muchoooooo! Que es eso del libro??? Os vais a animar a publicar vuestras experiencias? Si es así, tenernos informados, por que me parece un proyecto muy interesante.

    Como siempre, un placer leeros y disfrutar de la poesía de vuestras letras y fotografías.

    Un besazo enorme a los dos.

  • Hola guapa:

    Me vais a hacer caer la lagrimilla ;-) Gracias por tus palabras, como siempre nos haces volar con las alas del querer superarse mas y mas… En cuanto al libro, os mantendremos informados, El proyecto esta ahi, pero tenemos que ver como plasmarlo, ya que hay varios flecos colgando… Pero con paciencia… ya sabes, dicen que todo se consigue ;-)

    Besazos para los dos.

  • Chicos que delicia de relato, muchas gracias! Que afortunados son teniendo ese espíritu de búsqueda y aventura, y que afortunados nosotros por poder compartir sus experiencias através de la lectura. Un besote.

  • Adri que alegría!!!! Gracias a ti por leernos y sacarnos siempre una sonrisa. Que decirte, yo creo que ese espíritu de búsqueda es que el que hace que vayamos por el mundo con los ojos tan abiertos.

    Un placer compartir este espacio virtual también contigo.

    Un besazo enorme.

  • El relato precioso y el entorno espectacular. nosotros hemos hecho como unas 10 SS en la zona y nos conocemos el paraje bastante bien.Desde luego es para recomendarlo y como lo habeis hecho, el recorrido, es el más idoneo. En Port del Compte os faltó visitar el agujero que hay junto a unas pistas es impresionante,LA BOFIA,
    Un saludo…….guillem

  • Hola Gillem:

    Realmente es una zona espectacular como bien dices, nosotros era la segunda vez que la visitabamos, pero la primera la hicimos muy por encima. En cuanto al agujero que comentas de la Bofia, lo teniamos entre nuestros apuntes. Pero como puedes comprobar en el relato, de Port del Comte casi no hicimos nada, y preferimos dejar el “agujero”, para la proxima vez que vayamos para la zona, ya que vimos un monton de caminos para hacer trecking y demás actividades, con lo cual “raros que somos”, decidimos posponerlo y ver todo junto.

    Pero si, nos hemos quedado con ganas de mas… Como siempre, gracias por tus palabras y por la visita, siempre es un placer.

    Saludetes.

  • Hola, acabo de encontrar esta maravilla desde ACpasión. Me ha encantado vuestro relato. Soy muy aficionada al senderismo y desde donde vivimos está un poco lejos, pero lo pensaré para comienzos del verano.
    Muchas gracias por vuestro trabajo

  • Hola Iruñea y bienvenida a nuestro blog.

    Agradecerte tu comentario y nos alegra un monton que te haya gustado nuestro relato. La zona es preciosa y hay cientos de rutas para hacer senderismo. En cuanto a lo lejos, todo es relativo, siempre puedes encontrar un hueco que traiga hasta estas tierras.

    Si necesitas mas info… ya sabes donde estamos.

    Saludetes.

Got anything to say? Go ahead and leave a comment!

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>