Costa Cantabrica y Picos de Europa

abr 12, 2007 by     4 Comments    Posted under: Autocaravana, Grandes viajes

Hacia mucho tiempo que deseábamos visitar Tierras cantabras y llegar hasta las cumbres de Picos de Europa de las cuales tanto habíamos oído hablar, y finalmente, esta semana santa, tras muchas divagaciones, decidimos hacer ruta hasta allí.

Miercoles 4 de Abril de 2007: Barcelona – Monegrillos

Salimos el Miércoles por la noche, cerca de las 21,00 h. Durante los días previos a nuestra salida el tiempo no nos había acompañado demasiado, y aunque los pronósticos eran buenos, la salida de Barcelona fue bastante “Lluviosa”. No fue hasta pasado Montblanc que pudimos empezar a circular tranquilamente, y tras varias horas de camino decidimos parar a pernoctar.

Salimos de la AP2 en la salida 2, y nos adentramos dentro de una pequeña población llamada Monegrillos, tranquila y de una belleza considerable, situada a orillas del Ebro. También nos termino convenciendo de aquel lugar el hecho de encontrar una camper y otra AC que ya estaban pernoctando allí. Después de cenar logramos descansar y tomar fuerzas para el día que nos esperaba…

Jueves 5 de Abril 2007: Monegrillos – Bilbao – Islares – Oriñon – Castro Urdiales – Laredo

A la mañana siguiente, nos despertó el canto de varios pájaros (por no decir muchos) que teníamos encima de un árbol cercano y decidimos salir a dar un pequeño paseo. Nos sorprendieron las construcciones Mudéjares que teníamos a nuestro alrededor y contemplamos cuan crecido bajaba el Ebro a su paso por esta población.

Seguimos nuestro camino dirección Bilbao, por autopista, sin apenas detenerlos mas que para estirar las piernas y comer en el Area de Altube (Alava). Ya con el estomago lleno nos adentramos en Bilbao a eso de las tres de la tarde, y de repente nos sorprendió el espectáculo que apareció ante nuestros ojos. Habíamos oído muchísimas cosas sobre Bilbao, pero he de reconocer que no eran demasiado positivas, algo bastante alejado de la realidad.

Bilbao es una ciudad muy limpia y con una seguridad pasmosa. Llegamos como buenos novatos y no sabíamos donde dejar a Suny, nos encontramos a una patrulla y les preguntamos si habría algún problema en dejar la auto cerca del Gughenheim. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando el policía nos comento que había tres patrullas paseando por los alrededores del museo y otra patrulla mas de paisano… “Increible pero cierto” durante todo nuestro recorrido esta a sido la tónica habitual, la seguridad por el País Vasco, Cantabria y Asturias es para poner matricula de honor.

Vimos el Gughenheim (Impresionante con su porte brillante y reflejando miles de luces ayudadas por la ría que pasa junto a él). Después dimos un tranquilo paseo por el casco antiguo, disfrutando de todo lo que nos ofrecía la ciudad.

Más tarde abandonamos Bilbao y nos pusimos en marcha rumbo a Castro Urdiales, nuestra siguiente parada. Nos encontramos con una ciudad bulliciosa y alegre con casitas multicolores y gente paseando por todas partes. Aún así no tuvimos ningún problema en aparcar en el paseo marítimo, junto a varias autos que se hallaban allí estacionadas.

Situada en la zona de costa mas oriental de Cantabria, rodeada de espectaculares paisajes costeros repletos de abruptos acantilados y bellas y recogidas playas, la ciudad se enorgullece de la rica historia Bi-milenaria vinculada al imperio Romano, pues donde se encuentra hoy Castro Urdiales estuvo la colonia de Flaviobriga. Visitamos su iglesia gótica Santa Maria” la mas importante de la zona que data del siglo XIII, cerca de la iglesia se encuentra otra maravilla el castillo medieval dominando el acceso marítimo, antaño fortaleza y hoy convertida en faro.

Volvimos a la auto y nos hicimos un buen bocadillo ya que empezábamos a tener el estomago vacío, acto seguido, continuamos ruta.

Pasamos por las poblaciones de Islares y Oriñon, situadas junto a la costa Cantábrica. En esta última nos adentramos buscando algún lugar ya pensando en pasar la noche, pero no encontramos mas que estrechas calles y un camping abarrotadiiiiiiiiisimo junto a la playa. Si hubiésemos tenido algo mas de paciencia hubiésemos visto que al final del pueblo, junto al río, hay una playa donde según pudimos ver desde la autopista a nuestro regreso puede ser un magnifico lugar donde pernoctar.

Continuamos por la carretera comarcal hasta Laredo. Esta nos sorprendió, pero no precisamente por su “belleza”. Nos habían hablado bastante sobre el, pero en honor a la verdad no nos gusto demasiado, muy grande y masificado, con muy poco encanto. Decidimos hacer noche en un Camping a las afueras de Laredo, para repostar y vaciar depósitos. Escogimos el Camping Laredo, muy tranquilo y bien cuidado. Eso si, 27 € tuvieron la culpa. Realmente, tras el viaje, nos dimos cuenta que no merece la pena entrar en campings por aquella zona, ya que aun que están muy bien, no hay demasiados problemas para pernoctar.

Viernes 6 de Abril de 2007: Santoña – Playa Berria – Santander – Santillana de Mar – Comillas

Nos levantamos y nos volvimos a poner en ruta. Esta vez nuestro objetivo era Santoña “un paraiso natural”. Las marismas son un espectáculo de belleza y uno de los paisajes marinos mas impresionantes del litoral cantábrico. Es un importante refugio de aves migratorias, además de tener una ubicación muy especial, al pie del Monte Buciero y en plena reserva Natural de las Marismas de Santoña. Dejamos a Suny en el amplio parking gratuito junto al mirador, muy recomendable. Paseamos por sus calles y disfrutamos de los miles de olores que venían hacia nosotros de los chiringuitos cercanos, un regalo para los sentidos…

Mas tarde nos dirigimos a la Playa de Berria y nos encontramos un paisaje magnifico por varios motivos: el primero sin lugar a dudas el entorno, y el segundo la cantidad de AC y campers que se hallaban allí aparcadas en el amplio parking. Nos quedamos a comer escuchando el romper de las olas y la brisa fresca que llegaba hasta nosotros. Ciertamente estábamos teniendo un tiempo magnifico que hacia que pudiésemos disfrutar de todo este entorno mucho mejor. Al irnos nos fijamos en un cartel que prohibía la pernocta en dicho parking a partir de las 22,00 h. Seguimos sin entender las estúpidas leyes que a veces nos hacen la vida Autocaravanista mas complicada.

Contentos y con el estomago lleno, nos dirigimos a Santander. Aparcamos en el paseo marítimo junto a la Península de la Magdalena, un sitio precioso para perderse por cualquier rincón. Como curiosidad en el parking del recinto esta prohibido el aparcamiento de Autocaravanas. Recomendamos el parking de autocares del Sardinero, amplio y bien situado, pero un poco alejado de la zona que queríamos visitar.

Santander es la capital de Cantabria, tiene una ubicación privilegiada. El propio casco urbano cuanta con paisajes excepcionales de acantilados, playas y espacios naturales espléndidos, perderse por sus calles es todo un placer que nadie se debe perder.

La Península de la Magdalena esta situada entre el núcleo urbano y el Sardinero. Se extiende un hermoso saliente de tierra asentado entre playas. Es un espacio natural privilegiado en cuyo alto se erige el Palacio Real, elegante residencia de verano que el pueblo de Santander regaló al monarca Alfonso XIII a principios de Siglo y que éste convirtió en capital del reino durante el estío. Su apreciable entorno, que acoge un mini-zoo y un parque publico con abundante arbolado, compone frente al mar Cantábrico, la más típica estampa Santanderina. Santander es uno de los mas bellos paisajes de mar.

Dejamos Santander con un sol de importancia y fuimos camino de Santillana de Mar, disfrutando de todo el precioso entorno hasta que nos encontramos con una larga cola de coches que nos hace pensar que será difícil llegar hasta Santillana.

Unos kilómetros mas adelante nos encontramos con la magnitud del problema: resulta que en Santillana hay una procesión de Semana Santa, con lo que nos es imposible ni siquiera poder acercarnos. Decidimos entonces seguir ruta hasta nuestra siguiente parada “Comillas”, uno de los platos fuertes de nuestra ruta.

De repente un espectáculo maravilloso nos deja impactados: Cobreces; saliendo de una curva dos enormes edificios blanco, azul, crema y rojizo de trazas góticas rompen la unidad verde del paisaje. La Abadia Trapense de Santa Maria de Viaceli y la iglesia contigua de san Pedro Advincula desentonan en una tierra donde todo lo que se levante mas de tres pisos esta construido en piedra canteria, muy recomendable esta parada para apreciar todo el encanto de dichos edificios. Seguimos ruta hasta llegar a Comillas.

Cuando llegas a Comillas sabes que te vas a encontrar algo especial y de repente no puedes fijar la mirada en algo determinado por que no sabes realmente donde mirar… En una palabra es Impresionante”. Llegamos y aparcamos en el parking de la playa, y nos dirigimos a visitar todo lo que pudimos ya que eran ya las 18,30 h, pero con el buen tiempo teníamos al menos 3 horas de luz para poder disfrutar del entorno.

Visitamos la universidad Pontificia que el segundo marques de Comillas puso en manos de los Jesuitas. Es un edificio soberbio, en el que dos arquitectos catalanes Joan Martorell y Lluis Doménech, sellaron una fantasía de estilos que sorprende al visitante en cada rincón. Frente a él, en otra colina, despunta el palacio de Sobrellano, pero quizás el monumento mas significativo de comillas es el capricho, el singularísimo edificio de Gaudi, cuyos tonos multicolores y su impresionante diseño, hace de este monumento uno de mis favoritos. Actualmente funciona como restaurante y abre sus puertas para realizar cenas previa reserva.

El cementerio gótico se alza en otra de las colinas; es impactante verlo allí ubicado suspendido entre las colinas y mar.

Pernoctamos en el parking de la playa, un sitio tranquilo y muy recomendable por la belleza del lugar. En él esta prohibido el aparcamiento de “caravanas”, así que las autos se meten allí sin problema alguno A la mañana siguiente compramos Sobaos (deliciosos por cierto) y nos pusimos en marcha hacia otro de los pilares de nuestra Ruta “Picos de Europa”.

Sábado 7 de Abril de 2007: San Vicente de la Barquera – Ídolo Peña Tu – Cangas de Onis – Covadonga (Picos de Europa)

Nos despedimos de Comillas con tristeza y nos dirigimos hacia San Vicente de la Barquera, un puro tramite ya que nuestra primera parada de este magnifico Sábado fue el Idolo de Peña Tu. Situado en Riego, es una roca considerada mágica y totémica, en la que aparece un conjunto de figuras que fueron en su día objeto de cultos ancestrales. Probablemente se tratara de una sepultura de algún personaje importante de la edad del bronce. Se accede al ídolo desde el parking situado a 1km del mismo. La ruta se tiene que hacer a pie, y es un camino que la mayoría del recorrido es cuesta arriba, pero una vez en lo alto del Ídolo “realmente merece la pena” el sacrificio de la subida, eso si llevar zapatos cómodos y sobre todo preparados para montaña.

Una vez bajado del Ídolo y descansado un poco de los dos kilómetros de ruta, seguimos camino con Suny a nuestro próximo destino: Cangas de Onis. Nos encontramos una ciudad atestada de gente (como va siendo normal en todo el recorrido) y buscamos un sitio tranquilo para comer, en uno de los muchos parking que existen en Cangas. Después de comer nos dirigimos al Área de Cangas de Onis cuyo nombre es “El Llerau”. Nuestra intención era dejar allí aparcada a Suny pero el parking esta llenísimo y solo hay 4 plazas para AC, aun que hay bastantes mas aparcadas. Eso si, decidimos aprovecharnos del área y coger agua, vaciar grises y negras. La verdad que es un área muy completa, pero desgraciadamente algo abarrotada por aquellas fechas, así que nos fuimos a buscar otro sitio para aparcar.

Nos dirigimos a otro de nuestros sueños, Covadonga. Nos encaminamos por el Paseo del Príncipe (un camino que llega hasta la Ermita de Covadonga – aproximadamente kilómetro y medio) que también hay que realizarlo a pie, ya que hasta arriba no se puede subir con la AC. En la misma montaña donde el rey Pelayo derroto a los árabes se encuentra la Cueva Santa, cuyo interior alberga la imagen de la virgen de Covadonga, una capilla neo-románica y la tumba de Pelayo. Bajo ella esta la laguna que genera la cascada del rio Deva y en la que los visitantes lanzan monedas mientras piden un deseo. Unos metros mas allá, sobre el cerro de Cueto se erige majestuosa la basílica de Santa Maria la Real de Covadonga.

Una vez visitado la Ermita, nos íbamos poniendo muy nerviosos, por que sin lugar a dudas nos vamos acercando al cenit de nuestro viaje, “Los Lagos de Covadonga”. Había dos maneras de poder visitarlos: la primera es dejando a Suny en el parking y pagar 6 euros para coger uno de los Autobuses Alsa que te llevan hasta los Lagos; ó bien esperar hasta las 20,00 h, que es cuando habrían al trafico privado para acceder a los lagos. Nos decantamos por la segunda opción con la esperanza de poder pernoctar arriba en los Lagos (otro de nuestros sueños que al final no se pudo cumplir)…

A las ocho nos adentramos nosotros y dos cientos coches mas…: – ) hacia el Parque Nacional de Picos de Europa, en el macizo de Cornión se encuentran los Lagos de Covadonga, formados por el Enol y el Ercina. Situados a mas de 1000 metros de altitud, estos míticos lagos te esperan siempre con unas aguas serenas y cristalinas que invitan al descanso.

Conformado por montañas de espectacular belleza que en algunos casos sobrepasan los 2.600 metros de altura, el Parque Nacional de picos de Europa se extiende, en su vertiente Asturiana, a lo largo de 274 km. esta considerado como zona de Especial protección para las aves, pues entre sus picos anidan multitud de especies, entre las que destacan el águila real, el halcón peregrino o el mítico urogallo, una de las mas escasas aves de la geografía española.

Nuestra primera parada fue el Mirador de la Reina. Es curioso como la gran masa se puede parar, cuando ven que una Autocaravana se detiene en algún sitio, varios coches salieron de la carretera para ver la maravilla que estábamos viendo nosotros. Seguimos nuestra feroz subida a los lagos y en cada momento fuimos viendo como iban cambiando los colores, como entraba el frío gélido por nuestras ventanas y sobre todo como el corazón nos latía a mil por hora y nos hacia soltar alguna lagrimilla… Es una Preciosidad, de esas que se clavan en la retina y es difícil que salgan de allí.

Llegamos al primer Lago “El Enol”, el mas grande de los dos, y lógicamente nos hicimos un montón de fotografías y nos quedamos sentados en una roca observando todo el esplendor del paisaje. Nos prohibieron subir al segundo lago, el Ercina ya que según nos comentaron había demasiados coches en el siguiente parking.

Que no se piense el guarda que esta negativa nos hizo ensombrecer nuestra alegría y ganas de disfrutar este momento, ni cortos ni perezosos nos pusimos las botas de montaña y comenzamos nuestra ascensión al segundo lago a las 21,00 h. Ahora nos puede parecer una locura pero en ese momento nos pareció una idea deliciosa. Nos dirigimos con paciencia hacia la subida y andando poco a poco los metros que nos separaban del Lago Ercina. Había bastante nieve lo que dificultaba nuestro ascenso, pero somos cabezones y al final la constancia da su recompensa. Después de media hora de subida llegamos al Ercina y se volvió a abrir ante nosotros una multitud de colores azules, blancos, rosas… y una increíble sensación de cansancio y bienestar… Anduvimos por los lagos un buen rato, y de repente nos dimos cuenta que el sol casi se había ido por completo, empezamos nuestra bajada con mucho mas cuidado y conseguimos hacerlo a eso de las 22,30 h.

Cuando llegamos al parking ya no quedaban apenas coches, solo una camper aparcada y nosotros. Sacamos a Gish allí arriba para que pudiera disfrutar con nosotros de este momento tan especial. Allí en la quietud de la noche y en plena naturaleza, te das cuenta de lo pequeñitos que somos, y que somos una pequeña parte de un entramado perfecto que es el universo.

Emprendimos nuestro descenso, ya que nada mas llegar los Forestales nos habían entregado un curioso papel informativo donde nos recordaba que estaba prohibido pernoctar allí arriba. Sin duda una gran lastima ya que tampoco hacíamos nada malo, pero no es cuestión de complicarse la vida.

Bajamos despacito con una sensación agridulce, hasta llegar al parking situado al comienzo de la subida a la Ermita de Covadonga, y allí pernoctamos, cerca del punto informativo, donde ya había varias campers y Autos aparcadas.

Domingo 8 de Abril 2007: Naranjo de Bulnes – Mirador de Camarmena – Ruta del Cares – El Soplao “ Rábago” – Fontellas

El domingo fue un día de transición, después de las emociones del día anterior, salimos por la carretera AS114 dirección Panes hacia el Naranjo de Bulnes, otra de nuestras paradas obligadas.

Durante todo el trayecto nos encontramos pequeños reductos de impresionante belleza. Todo el concejo de Onis es muy recomendable en pleno centro de los Picos de Europa, de los cuales Onis forma parte aportando una gran parte de su territorio al espacio natural protegido del Parque Nacional de Picos de Europa.

Nos dirigimos hacia al Mirador del Naranjo de Bulnes, pero siguiendo la tónica habitual de la Ruta, nos encontramos hiper masificado todos los aledaños y nos obligaron a dejar la auto bastante retirada, con lo que volvemos a tener que andar algunos kilómetros. Una vez llegado a los pies del Funicular de Bulnes (que los asturianos que fuimos conociendo durante el viaje nos insistieron por activa y pasiva que es muy caro y que realmente no merece la pena, por que no se ve nada).

Nos dirigimos al Mirador de Camarmena, situado a unos 2 km. cuesta arriba. Empezamos nuestra ascensión a Camarmena y yo me paré a mitad del camino, en un repecho que encontré, y en una roca y entre varias cabras dejé que Conrad acabara la ascensión completa. Mientras le esperaba en las rocas susodichas empezó a lloviznar, nada importante, pero estando a tantos metros de altitud te puede sorprender una tormenta en cualquier momento. Era una falsa alarma, así me hallaba entretenida hablando con una pareja que baja de el Mirador cuando vi aparecer a Conrad, sudando como un pollo y súper colorado. Realmente, según me comentó, no merece la pena pegarse la paliza ya que el Mirador no tiene demasiadas vistas. Volvimos a bajar el kilómetro que nos faltaba hasta el pie del funicular, y una vez abajo nos dirigimos donde habíamos aparcado, que es casi otro kilómetro mas.

Comenzamos la Ruta del Cares disfrutando de todo el recorrido y empezando a tomar fuerzas ya que tenemos hora para visitar las Minas y Cuevas de El Soplao en Rábago.

La Cueva de El Soplao fue habilitada por el Gobierno de Cantabria para su apertura al publico el 1 de Julio de 2005. El complejo de cueva y mina, al que se accede mediante un tren minero y el recorrido dentro la cueva que se puede ver es de 1 km y medio. Una vez dentro disfrutamos de cristalizaciones excéntricas, estalactitas, estalagmitas, coladas, nidos de perlas o pisolitas y sobre todo de la sala de los fantasmas, donde puedes admirar unas construcciones impresionantes reflejadas en lagos naturales que te transportan a un mundo mágico. Excursión muy recomendable. (El precio de la entrada es de 10 euros adulto) Recomendamos que se llame al teléfono de reservas, por que puedes llegar y no encontrar plaza – 901111112.

Una vez salimos de la cueva nos encontramos de repente inmersos en una niebla muy espesa que nos deja alucinados… Esperamos un poquito y empieza a despejar. Con este buen sabor de boca ponemos fin a nuestra estancia por tierras Cantabras y Asturianas y damos por finalizada la Ruta trazada. Aqui comienza nuestro retorno a Barcelona, ponemos rumbo a eso de las 19,00 h, hacemos varias horas de ruta y decidimos pernoctar a eso de las 00,30h en Fontellas (Navarra), cenamos algo y caemos a la cama totalmente exhaustos.

Lunes 9 de Abril 2007: Fontellas – Barcelona

Nos levantamos temprano para no llegar demasiado tarde a Barcelona y no pillar mucho lío, estamos a 80 km de Zaragoza y el trafico esta bastante tranquilo. Seguimos conduciendo varias horas y comemos cerca de Martorell, llegamos a casa a las 15,30 h, con una sensación de agotamiento bastante grande, pero con una sonrisa de oreja a oreja.

Hemos pasado nuestra primera ruta grande con Suny y ha sido increíble, la gente, la localización, los Sobaos y sobre todo la compañía. Una ruta repleta de contrastes y belleza que nos hecho emocionar en varios momentos y disfrutar de cada minuto de esta magnifica escapada… Disfruten del viaje!

4 Comments + Add Comment

  • Pero comoooorrrrrr!!!…
    Habeis estado en nuestra tierra y no nos habeis visitado?…
    No teneis perdon del altisimo!… (ojala se caiga).
    A Rebe y a mí nos hubiese hecho ilusion haber podido compartir esa mañana en el Gugi (es que aqui ya le tratamos de tu)…
    Aunque la verdad es que hubiese sido dificil puesto que nos hemos ido a las Landas con la Bambinilla.
    Hemos tenido un pequeño susto en la ida…
    nos ha reventado la rueda derecha de la bambi!…pero tranquilos que no nos ha ocurrido nada.
    Ibamos por la autopista francesa. Logré dominar la caravana y cambiar la rueda de repuesto (que jodio para soltarla!).
    Por lo demás todo ha salido estupendo. Os recomiendo que hagais una visita a esa parte de Francia si no habeis estado.
    La proxima vez teneis que venir a explorar toda la costa vasca. Os estaremos esperando….
    Besos de toda la familia XXXXXX….

    Roberto

  • Hombre Roberto!!!! Pues no creas que no nos acordamos de vosotros … pero claro, en semana santa … como para pillaros a vosotros por allí! Aun que he de decirte que casi coincidimos porque nuestro plan inicial era ir al sur de francia tambien!!!

    Por cierto, menudo susto lo del reventon!!!!!!!!!! Si te digo que yo no llegue a sacar yo nunca la rueda de repuesto!! Espero que esteis disfrutando la bambina a mogollon!

    PD: Con lo bien que nos han cuidad repetiremos por alli arriba seguro! Prometemos daros un toque.

    Muchos recuerdos

    Conrad

  • Hola, pareja
    Estais hechos unos comekilómetros de narices.
    Enhorabuena por el relato. Como buen maño, me ha encantado lo de Monegrillo (¡cuántas veces no habré estado yo en ese pueblo de farra!).
    Yo estuve en Lagos el verano del 2005. No nos dieron ningún papel de no poder dormir, porque subimos a las 10 de la noche largas y no había guardas. Si te portas con la basura y demás, no te molestan nada.
    Quincho.

  • Hombre quincho!! No sabes como nos alegra tenerte como lector asiduo de nuestro blog!

    Sobre el tema Lagos, segun nos comento un paisado de alli, la noche anterior habia habido bastantes autos pernoctando alli y nos temiamos reprimendas.

    Por cierto, fiesta en Monegrillos??? Pero si aquello era de lo mas tranquilo!

    Un saludo

Got anything to say? Go ahead and leave a comment!

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>