Ruta Atlántico Sur I – Las Beiras

ago 29, 2006 by     No Comments    Posted under: Grandes viajes

Después de muchas vueltas finalmente este año hemos decidido ir a Portugal. Son muchos los lugares que nos gustaría visitar, pero el recuerdo de sus playas de dunas y la belleza de Lisboa y sus alrededores nos invitaron a volver nuevamente y ver todo lo que sin la caravana no pudimos disfrutar. El plan de viaje era empezar por Oporto, e ir bajando por la costa Atlántica hasta el Algarve, saltándonos la zona de Lisboa y alrededores de la que ya pudimos disfrutar, pero durante una ruta siempre hay cambios, y este año el resultado fue alargar un poco la ruta mas al sur y llegar hasta Tarifa, pudiendo disfrutar así de toda la costa Atlántica Sur de la península.

Para ofrecer la información de una forma mas cómoda a quien le pueda interesar hemos dividido la ruta en cuatro partes. “I Las Beiras”; “II Estremadura y Ribaltejo”, “III Algarve y Alentejo”, y “IV Huelva y Cádiz”, que iremos publicando consecutivamente.

Día 1. Oporto.

Tomando como punto de partida Madrid, iniciamos la ruta un lunes 7 de Agosto a primera hora de la mañana. Iniciamos el camino por la A6 dirección A Coruña, para tomar mas adelante el desvío a Salamanca, y posteriormente Ciudad Rodrigo, por carretera Nacional. Para sorpresa nuestra el camino es realmente agradable y no presenta demasiado trafico, por lo que llegamos a la frontera con Portugal a buena hora. Allí descubrimos como nuestros vecinos se han adelantado a los mapas de ruta de nuestro navegador GPS y disponemos de una magnifica autovía hasta Aveiro y Oporto, ahorrándonos así la carretera que cruzaba el puerto de montaña de antaño.

Poco antes de llegar a Oporto tomamos el desvío a Espinho, una población costera de playas muy concurridas, donde tenemos pensado alojarnos. Allí se ubica el Parque de Campismo Municipal de Espinho, el que fue nuestro primer encuentro con los desafortunados campings Portugueses. Parcelas pequeñas, masificación, y un numero de baños bastante escaso definen lo que en rasgos generales hemos encontrado durante nuestra ruta. Eso si, a todo se acostumbra uno y sobretodo en vacaciones.

Ya por la tarde nos dirigimos a visitar Oporto. Saliendo del camping tomamos la IP (Itinerario Principal) que nos conduce directamente al centro de la ciudad. Siendo una ciudad grande, resulta habitual perderse un poquito en ella, y mas aun ante la ausencia de indicaciones Turisticas, aun así, el caos de trafico no llega a la locura de Lisboa. Callejeando un poquito nos encontramos con el increíble Puente de Dom Luis I y resulta inevitable parar a hacer fotografias de este y las magnificas vistas del Duero a su paso por la ciudad.

Decidimos aparcar el coche y empezar a callejear por las calles del barrio de la Ribeira. Nos sorprende tanto por su belleza como su dejadez. Resulta muy chocante el contraste entre el ambiente existente en las terrazitas a la orilla del rio Duero, con la soledad que encontramos en las estrechas calles del antiguo barrio de la Ribera. Comercios abandonados, antiguas casas coloniales en un lamentable estado, y la pobreza de muchos de sus habitantes sin duda no son lo que esperabamos. Aun asi el encanto de la ciudad resulta innegable y tan solo les deseamos un futuro de mayor esplendor y prosperidad.

Día 2. Luso.

Después de nuestra visita a Oporto reiniciamos nuestra ruta tomando la A1 con dirección Lisboa. Pocos Kms después de pasar Aveiro, nos salimos de la autopista para tomar el camino hasta Luso, una pequeña población del interior, cercana a Coimbra, que se caracteriza por sus Balnearios, y sobretodo por la fuente de Sao Joao, de la que se dice que sus aguas milagrosas brotan del manantial situado bajo la capilla. Allí resulta curioso ver como la gente se dedica a rellenar una increíble cantidad de envases del agua de la fuente.

En Luso encontramos unos de los campings que mas nos ha gustado durante nuestra estancia en tierras Lusas. De la cadena Orbitur, el Parque de campismo de Luso se haya especialmente dirigido a tiendas de campaña y/o vehículos ligeros, debido tanto a la dificultad de emplazar grandes caravanas entre sus pinos, como por la sinuosidad del camino que llega hasta el mismo. Supongo que se deberá a la masificación de las costas en Agosto, pero resultó realmente agradable disfrutar de un camping tranquilo y con poca gente.

Muy cerca del camping, nos encontramos con el Parque Nacional de Buçaco donde los carmelitas levantaron un edificio cercano al bosque para mantenerse apartados del mundo. Y realmente lo consiguieron. Hoy existen allí mas de 700 especies gracias al cultivo de una gran variedad de árboles traídos por los exploradores portugueses. la Fonte fría, una impresionante cascada alimentada por seis manantiales del bosque, el valle de los helechos, o así mismo el Hotel Palace de Buçaco son algunas de las genialidades que allí podemos contemplar. Se recomienda eso si, no ir al mirador de la Cruz Alta a pie por el camino de escaleras, sobretodo en días muy calurosos.

Día 3. Coimbra.

A unos 25 Kms del camping en Luso tenemos la ciudad de Coimbra, cuna de Reyes y sede de la primera Universidad de Portugal, una de las mas antiguas de Europa. Sin duda fue una suerte encontrar un parking a la primera, pero mas aun que a la salida de este estuviera el Punto de Información turística. Sin duda recomiendo el uso de los parkings subterráneos en Portugal, donde por un precio bastante inferior al de nuestras ciudades nos ahorraremos la imagen de aquel “vigilante” a base de propinas tan frecuente antaño también en nuestro país.

Una vez a pié, iniciamos nuestro camino en la plaza del Comercio, adentrándonos por las calles del centro histórico de la ciudad, donde encontramos un sinfín de comercios, la mayoría de ellos comerciantes de confeccionados de tela y cerámica, tan conocidos en el país. Continuamos nuestro camino subiendo por sus pronunciadas rampas adoquinadas, hasta la universidad de Coimbra, desde donde además de disfrutar de su increíble Biblioteca Joanina podemos disfrutar de unas magnificas vistas de la ciudad.

Coimbra es sin duda una visita obligada durante la ruta. Para mi gusto no llega a tener la belleza de Sintra, la cual considero por el momento la población mas bella de todo Portugal, pero sin duda merece mucho la pena pederse por sus calles. Lastima que los cerca de 40 ºC nos impidieran disfrutar durante mas horas de la ciudad.

-Continua en la parte II-

Got anything to say? Go ahead and leave a comment!

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>